martes, 2 de abril de 2013

Entre depres y bipolares...



Ilustración surrealista Igor Morski
Se ha asumido como parte del lenguaje coloquial la expresión  comodín "estoy depre". Sustituye a un amplio espectro de estados anímicos que van desde el desánimo puntual, a una fase real de duelo tras la pérdida de un ser querido, pasando por astenias primaverales, desengaños amorosos, bajones por... muchos motivos, innombrables causas.  De cuando en cuando va bien que un DEPRE genuino levante el dedo y tome la palabra para aclarar que de estar depre a tener una depre  va un largo trecho, el mismo que existe entre un tono vital concreto y una patología. 

Pero los tiros apuntan a otras dianas. La última  y bastante extendida ya ni siquiera distingue el ser del estar... "Soy bipolar..." Y se aplica en situaciones en las que el mismo sujeto desarrolla dos actitudes que se consideran contrarias, sin el planteamiento previo de que el ser humano no se asemeja a un pintura monocromática o una texto sin puntos, comas, interrogantes y exclamaciones... o un encefalograma plano. Los aspirantes a "opinadores"  debaten  con ligereza qué es exactamente eso de la bipolaridad en tertulias de terraza de bar. Afirmaciones categóricas como "casi todos somos bipolares" dan una idea de la facilidad con la que se emiten juicios sobre según qué temas sin advertir que el rigor empieza por la información. Si echamos un vistazo a cualquier web que trate esta enfermedad nos llevará muy poco tiempo concluir que es un transtorno que debe ser tratado por un psiquiatra. Una de sus tipologías cursa con fases de depresión profunda y exaltación maníaca en la que parece que el enfermo es divertidísimo, desinhibido, cantarín, verborreico, energético...  y es justamente cuando peor está. Si no se medica a tiempo puede dar lugar a ingresos hospitalarios (psiquiátricos, se entiende... y esto no es ninguna broma). Si la medicación no se ajusta debidamente, las recaídas son tremendas. Tiovivos con alma cuya estabilidad depende, en gran parte, de la química y de  la terapia correspondiente. Ya se ve que de lo dicho a este hecho, nada que ver...

Un abrazo solidario a los bipolares. La estación más pizpireta del año no combina bien con el transtorno. No sé si será motivadora la canción. Me atrevo con "Sobreviviré"...




*Quien me conoce posiblemente apreciará un relativo distanciamiento entre el post y la que escribe. Es el tiempo... esa medida en la que transcurren los acontecimientos y se puede aprender a recortar las frases, las expresiones que desembocan en el dramatismo. 


40 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Umm, la perversión del lenguaje es grande, Sunsi. Abortar una operación, la esquizofrenia de los tiempos presentes... en fin, gracias por esa lanza rota en pos de un colectivo que sufre, como sus familiares.
Besos

susana dijo...

Yo suelo estar siempre en el mismo polo.:) Un beso.

sunsi dijo...

Sé que no hay mala fe, Ana. Pero antes de escribir pensaba que ya nadie insulta con la palabra "mongólico"(alusivo a las personas con síndrome de Down) Gracias a Dios, ellos se están salvando de lo que podríamos denominar una cierta polisemia con vocablos de enfermedades mentales. No había caído en las dos expresiones que citas...

Un beso y felices Pascuas, pesoleta.

sunsi dijo...

En esto, ¿ves?... tienes suerte, Susana jajaja... pero en todas partes cuecen habas, ¿verdad? Además sé que es así... lo recuerdo perfectamente...

Un beso también para ti.

Mariapi dijo...

Sunsi, es una manifestación de la frivolidad superflua que es norma social.
Se convierte lo serio en juego, y lo que es anecdótico o sin importancia en piedra fundamental.
No me gusta ese juego, las palabras tienen poder, y utilizarlas mal es un juego peligroso.
¿Te sirve de algo mi cariño incondicional?

Sinretorno dijo...

descubro su blog, escribe como los ángeles. Estoy de resaca de la hora que nos han robado.

Luisa dijo...

Yo cada vez odio más el dramatismo; la vida es dura, a veces, difícil, a veces, complicada, a veces, y hay que luchar contra lo que sea que nos haga cuesta arriba el camino, pero el dramatismo...
Besos de esta Fuguilla

Liah dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que escribes, me parece una forma horrible de trivializar con enfermedades que no son triviales sino todo lo contrario.

Besos :-)

sunsi dijo...

Mariapi... Qué maja... Lo de la "depre" casi te diría que me parece normal. Uno puede hundirse por hechos graves. No hace falta tener imaginación para pensar cómo se puede sentir un padre, una madre, en paro y sin recursos para sacar adelante a sus hijos. Pero bipolar... Será que últimamente los bipolares han protagonizado películas taquilleras y el vocablo se extiende. En fin. Solo pretendía aportar un granito de arena para deshacer el entuerto.

Gracias, querida Mater. Te agradezco mucho, mucho tu cariño. BESOS...

sunsi dijo...

Hola, Sinretorno. Muchas gracias por pasarse por esta ventana. Ayer estuve en la suya y me pasé un buen rato leyendo. Me encontré a gusto, como si paseara por mi barrio:)

La resaca creo que es general.

Un saludo

sunsi dijo...

Querida Luisa. Soy consciente de haber pasado por etapas en las que escribía sin filtrar, con dramatismo... El largo parón y el abandono del anterior blog han sido beneficiosos.

Al final te das cuenta de que esta forma de plantear las ideas, los hechos... no hace bien ni a uno mismo ni al que lo lee. Seguro que no he conseguido arrancar estas aristas, pero procuro limarlas.

Gracias, fuguilla. Un beso desde Tarraco.

sunsi dijo...

Hola, Liah. Bienvenida a esta ventana.
Para trivializar hay muchos temas triviales :-) No hace falta acudir a las enfermedades mentales. Seguro que no hay mala idea; de verdad que así lo pienso...

Muchas gracias por pasarte. Un abrazo.

Susana Jiménez dijo...

La ligereza que tenemos para usar las palabras muchas veces nos llevan a mal utilizarlas. Son dos términos serios que no deben ser utilizados con tener en cuenta todo lo que esto acarrea. Una enfermedad con todas sus implicaciones.
Interesante entrada.
Me gustó haber llegado hasta aquí

sunsi dijo...

Muchas gracias, Susana ... y bienvenida. Ligereza y a menudo esta tendencia a emplear palabras "comodín". Me paso por tu blog. Me ha hecho ilusión tu visita. Gracias de nuevo.

Zambullida dijo...

Soy emocionalmente inestable y paso del cero al infinito en cuestión de minutos. Ya lo sé, ya me conozco y cuando vienen mal dadas, sé que tb puedo atrincherarme de emociones positivas. Lo bueno de este año, Sunsi, es que la Pascua ha venido antes y vivir esta etapa en Pascua no es lo mismo que en Cuaresma.

Se oye mucho lo de bipolar, lo de esquizofrénico, lo de depresivo, el Alzheimer cuando uno está muy despistado, lo de cegato cuando viene la presbicia y hasta lo de hiperactivo. Anda que si los que utilizan esos términos supieran lo que es de verdad ser bipolar, hiperactivo o ciego legal, no los utilizarían tan a la ligera. Como dices, no lo hacen a mala idea, es como ahora se expresa la gente. A mí el otro día una amiga me contaba su hiperactividad matinal y utilizaba esta palabra y yo escuchaba sus palabras con atención y con una sonrisa. Que no falte el sentido del humor.

Besos de una neurótica-obsesiva-TDAH

Zambullida dijo...

Olvidé decir que si no fuera por el TDAH y por algunas neurosis y rasgos de mi personalidad, no sería quien soy (ni más ni menos que los demás)ni sería escritora. Todo sirve, Sunsi. La paz está en la aceptación. Y si hay que reconciliarse a diario durante algunas épocas, pues tampoco pasa nada. El perdón es muy sano. :))))

En tu blog siempre me enredo y me pierdo.

María dijo...

Hoy en día, debido a la crisis, hay tanta gente deprimida, tanta gente con estados de ánimo por los sueños, tantos parados, tantos desahucios, tantos suicidios, tantos dramas que fácil es caer en la depresión profunda.

Interesante tema el que expones hoy sobre lo que está, por desgracia, tan de moda.

Un beso.

lolo dijo...

Soy dramatica perdida, melodramatica mas bien. Y las palabras empleadas en forma frivola me duelen aunque no tengan que ver conmigo. No tiro la primera piedra porque seguramente alguna vez yo tambien... Bipolar se usa entre los twiteros adolescentes como puntazo interesante, depre es casi lo mismo que chof, esquizofrenia puede ser el resultado de un finde pasado de vueltas, gitano es un vago ladron, hiperactivo un niño que molesta en casa y asi hasta...
Que bien que nos recuerdes, Sunsi, que cuidar lo que decimos y tener informacion es necesario para intentar herir menos y aprender a querer mejor.
Gracias, Sunsi. Feliz Pascua!!

sunsi dijo...

Ay Zambu... Te leo y es como si te oyera. Una fuguilla vallisoletana que ha sabido sacar partido de muchos inconvenientes, por decirlo suavemente, que soporta la naturaleza humana. Cuando uno llega al punto de sonreír ante un comentario como el que citas... ¡me saco el sombrero!

La paz está en la aceptación, escribes... Estoy de acuerdo. Pero también hay que decir que para ello hemos de aliarnos con el tiempo. También la aceptación tiene fases. Recuerdo que Juan Pablo II de cía que lo lógico es saltar, preguntarse por qué a mí... Luego llega el para qué y poco a poco el sosiego. Aunque , si te he de ser sincera, un episodio maníaco no tiene nada de sosegado... O esa máxima, llevar con alegría la enfermedad, en plena fase depresiva no sé exactamente cómo se engulle...

Ahora la que me estoy liando soy yo, Zambullida:-) Y esta vez escribía sobre vocablos... Ya se me ha ido la tecla hacia otros derroteros;-))))))))))))

Un beso grande y gracias por tu comentario tan completo, Nurieta.

sunsi dijo...

Sí , María. Solo hay que escuchar cuando van dando los datos del número de parados... de los que ya no ingresan ni siquiera el subsidio de desempleo, de los abuelos que con una pensión alimentan a toda una familia extensa... Esa lucha por unos mínimos y que no llegan... Es durísimo. me parece una frivolidad emplear la palabra "depre" por una tontería cuando los que padecen depresiones reales viven en un pozo oscuro y no ven la salida.

Un beso, María. Muchas gracias por tus palabras.

Zambullida dijo...

Entiendo muy bien tu 2º párrafo, ése en el que supuestamente te pierdes. Lo que se acepta en mayo a lo mejor no se ve igual en diciembre, por poner un ejemplo. Dios, además,lo entiende; Él no es como nostros.

No te quites el sombrero, no hay razones para ello y lo mismo, ahora que llueve tanto, te mojas. Siempre a cubierto, por si acaso.

tomae dijo...

...yo siempre he pensado que lo peor que se le puede decir a un depresivo es "no te preocupes" , que debe ser algo así como decirle a un obsesivo "no le des más vueltas" ...ay el lenguaje ...ay.

Amercios Sunseta!!!

Sara M. dijo...

Sunsi, muy cierto lo que dices, pero lo veo un pelín excesivo. Cierto es que si alguna persona afectada por cualquiera de estas enfermedades anda cerca ante cualquiera de estos comentarios, menuda gracia le harán. Pero tampoco podemos tomarnos todo a la tremenda, o mejor dicho, creo que cada uno debe aprender a aguantar los comentarios que personalmente le afectan. El otro día leía a una blogger, madre de un niño que ha superado una leucemia, y que a este respecto comentaba que había oído a alguien decir, con respecto a los hijos, que "siempre estarán aquí", hablándole a otra persona. Y claro, ella pensaba en su hijo u no lo veía tan claro. Pero es que si yo me pongo a pensarlo, o cualquiera, no sabemos qué va a pasar mañana, si nos vamos a arrepentir de una bronca que le hayamos echado a un hijo... En fin, creo que no es malo "frivolizar" un poco de vez en cuando con esas cosas, siempre que tengamos claro lo que pueden tener detrás si son de verdad.
Ay, menudo tochón...

Anónimo dijo...

Hedbanna rana, ya sabes, la estulticia y la idiocia nos atacan a todos de tanto en tanto.

En cualquier caso, hedbanna, aprecio la sobriedad casi objetiva de la entrada.

Con Dios

sunsi dijo...

Querida hedbanísima. Todo un lujo para estos ojos volverte a leer... ¿Melodramática, lolo? A mí nunca me lo has parecido. Apasionada y contundente sí. Clara también. No te callas ni disfrazas tus opiniones. Es de agradecer.

En cuanto al tema... nunca escribo sin un diccionario al lado. Cuantos más años más lo necesito, lolo. Cada vez redacto más despacio. Meto la pata como todo el mundo y prefiero asegurarme de que empleo la palabra adecuada. Esto no significa que lo consiga, claro; pero en la carrera me lo grabaron a fuego y luego yo lo he exigido a los alumnos. La metáfora es un recurso que enriquece nuestra lengua aunque me parece que según qué asociaciones deberían emplearse con más delicadeza.

Disculpa el retraso. Mañana se gradúa la pequeña de la república y le quedaban mil cosas pendientes.

Feliz Pascua, lolo. Montón de besos.

sunsi dijo...

Lo siento, Zambu... me gusta mojarme;-)

sunsi dijo...

o al que le ha sentado mal la comida..."no vomites"...

Por cierto, ¿te sentó mal la comida? Me refiero a lo que ingeriste antes de contarnos el secreto. Lo leeré más despacio, no vaya a ser que me hubiese saltado algún párrafo...

Eres la monda, broder. Gracias.

sunsi dijo...

Qué va, Sara M. Nada de tostón. De hecho, me parece fundamental tu observación. Creo que aludes a ese tipo de personas hipersensibles, demasiado susceptibles, que todo les roza y les hiere.
Más que frivolizar... yo emplearía la palabra relativizar o desdramatizar. Aprender a adquirir el distanciamiento necesario para ser objetivo. Igual no me he sabido expresar... El tema que trato incide más en el empleo correcto del lenguaje y el recurso fácil de acudir a los vocablos que definen enfermedades mentales.

Un beso, Sara M.

sunsi dijo...

Viniendo de ti, sarracena, lo de la sobriedad es un piropo... Te noto despejada y risueña. Te ha sentado bien la huida;-)

Con Dios, hedbana. Moltes gràcies!!!

Marta dijo...

Felicidades!
Otra republicana graduada!

sunsi dijo...

¡Gracias, Marteta! Se acabó el cole. Parece mentira... Mañana será un día emotivo. Besos, morena.

Driver dijo...

Bien, aquí va la opinión de una persona diagnosticada de depresión profunda, osea yo.

Parece ser que el cerebro produce de forma natural una sustancia, serotonina, cuya función es establecer un estado de ánimo digamos "sin picos y sin valles".

La vida moderna determina que algunas personas, en mayor o menor grado, no sean capaces de producirla de forma natural.

Ésta es la causa bilógica de la mayor parte de las depresiones.

La solución suele ser una mezcla de psicología y psiquiatría, siendo fundamental ser bien informado de la enfermedad, comprenderla, ser medicado, tener un seguimiento y adiestrarse para aprender a convivir con ella.

Ésa es la verdad, en la mayoría de los casos comunes.

Ésa es la solución, en dicha mayoría de casos.

Y sí, la verdad duele.
Pero soy consciente de que aquí leen muchas personas capaces de determinar el futuro de otras personas queridas, simplemente usando el sentido común.

Simplemente, usando la verdad.

Por mucho que nos duela.

mOnTy dijo...

¡Contigo!

María dijo...

Es bueno ser escrupulosos con el lenguaje y es imprescindible ser siempre sensibles con el sufrimiento ajeno, a veces pienso que la empatía debería ser una asignatura obligada en los coles, pero también es cierto que tan malo es banalizar ciertas disfunciones, como dramatizarlas en exceso, yo, como he visto alguien ha comentado por ahí arriba ( jajaja esto parece una charla de exalcohólicos:-) también soy y he sido toda la vida TDHA, como mi hijo ( lo he pasado peor con él que conmigo misma) y aunque en ocasiones es cierto que los aceleradillos tenemos una la vida un poco más caótica que el resto y no siempre se tiene la paciencia que necesitamos con nuestros constantes despistes, también tenemos nuestras compensaciones con un mundo interior muchísimo más rico, sufrimos el doble con una bobada, pero también disfrutamos el doble con lo mismo, se trata de aprovechar la parte buena y controlar la mala, no estigmatizar a nadie haciéndole sentir un bicho raro.

Lo cierto es que si nos evaluaran emocionalmente a todos la inmensa mayoría salía con un diagnóstico con receta del psiquiatra.. es más, hay tantísima gente sin diagnosticar que asusta, así que en mi humilde opinión, se trata de normalizar, aceptar y respetar, nada más que eso.



Un placer SUNSI, te había visto en casa de MARINA, hoy me ha apetecido decirte hola!!



Besos... a la carrera :- ) lo de ser un poco gansa, también viene de serie, pero no tiene tratamiento, lo siento:-)

sunsi dijo...

Querido camarada... Qué hago yo escribiendo este post; tú lo has explicado de maravilla. La SEROTONINA, Driver. No sé si será una predisposición de la persona o son las circunstancias las que provocan este desajuste. A todo lo que dices creo que hay que añadir que también los que te rodean tienen que saber de qué va el tema. Es muy difícil convivir con la depresión mayor. Determinadas actitudes ayudan a que no se haga tan cuesta arriba.

No hace falta que te diga lo que siento estas circunstancias que te han tocado vivir. Querría que fueran pasajeras, amigo.

Estoy contigo.

Modestino dijo...

Somos como Dios nos ha hecho, y hay que desear mejorar, pero no cambiar. Saludos!

sunsi dijo...

¡Gracias, Monty...! Yo también contigo.

sunsi dijo...

María. Perdona, hija. Que llegas por primera vez y ya ves el retraso. Me he reído tanto contigo en los comentarios del concurso de relatos... que es casi como si te conociera. Un placer también, María. ¿Seguimos con la terapia de ex- jajaja? Es admirable tu buen humor...

Ufs, el TDHA... Sobre todo en los niños. Yo tengo experiencia en el aula. Difíciles de llevar, pero no es más que la incapacidad de atender y estar quietos. Y digo no es más porque lo que verdaderamente desbarata una clase de adolescentes son otras actitudes voluntarias.

Ahí le diste. Cuando se sufre más de la cuenta también se disfruta todo mucho más. Menos mal que una cosa compensa la otra... Se nota también en la escritura, la pintura... esa especie de punto que ve más allá de lo visible.

Un beso desde Tarraco para una gansa entrañable;-)))


sunsi dijo...

Supongo que a veces cuesta asumir que solo se puede avanzar un poco. El tiempo ayuda a estos asuntos de la aceptación.
Gracias, Modestino.

Frán Gutiérrez (Aguilagris) dijo...

Muy buen comentario sunsi, como afectado de trastorno bipolar concuerdo con todo lo que dices.