lunes, 15 de abril de 2013

"Esta es mi casa..."


El jefe y yo tenemos un amigo común que publica escritos de otros; todo lo que considera digno de interés. Hace poco comentaba un hecho: los blogs, en contra de los malos augurios, vuelven. No se los han comido las redes sociales porque vienen a ser lo más parecido a un hogar virtual... "la casa en la red por excelencia de un ciudadano digital".(José Luis Orihuela)

Al leer "Qué son los blogs y cómo dejar de confundirlos con otra cosa", me detuve en un punto. Transcribo:


3. Los blogs no son espacios privados, son comunicación pública
“En mi blog yo hago lo que quiero” es una de las dos tonterías más extendidas de la blogosfera. 
El blog es un medio público y lo que no se puede hacer en público está regulado por la ley. 
“Escribo sólo para mí”, es la otra. Si uno hace escritura en un medio público, entonces escribe para ser leído por otros, de lo contrario escribe en una libreta y la esconde. 
Los lectores merecen que se les trate con respeto, que no se les mienta, que no se les oculten los conflictos de interés del autor o incluso, en ocasiones, su identidad.

¿Los consideramos espacios públicos o privados?

¿Hasta qué punto se puede escribir lo que se quiera? ¿Cuál sería el límite?

¿Debe el lector conocer la identidad del bloguero, su nombre  y sus circunstancias reales? 

Más o menos tengo claro que es una ventana abierta. Si no quisiera que entrara nadie a husmear o a comentar con plena libertad, la entornaría o la cerraría directamente. Y finalmente me plantearía para qué he abierto un blog... Es un espacio público, por supuesto.

Esta es mi casa virtual... sí. ¿Puedo escribir lo que quiera? Sí... y no.  Coloco una adversativa en mayúsculas y negrita. Lo que quiera o/y piense, que a veces no es tan sencillo. Porque hay que reconocer que algunos temas no son precisamente populares. En fin... "Cada loco..." 

No sé en qué consiste la adversativa para los demás "ciudadanos digitales". Si tuviera que sintetizar la experiencia acumulada desde que empecé con Pensar de oficio hasta hoy señalaría dos máximas. Una cosa son las ideas de las personas y otra bien distinta las personas con ideas. No es lo mismo. El debate de ideas es rico y enriquece. Confrontar puntos de vista es otra forma de aprender. Cuando en las afirmaciones y la discusión la persona es el centro de la ofensa directa o indirecta, falla el respeto. 

Otro asunto son los juicios. Se tiende a sacar conclusiones precipitadas sobre las intenciones que mueven al prójimo. Últimamente es un deporte lingüístico generalizado que es difícil no tomar el relevo de la carrera. "No juzguéis y no seréis juzgados" no es nada nuevo, sin embargo... 

Lo dejo aquí, aliñado con una canción de Serrat. Hubiera querido abordar el controvertido tema de la identidad. Demasiado largo. Otra vez será. 





31 comentarios:

susana dijo...

No estoy de acuerdo con ese artículo. Si mi blog es una prolongación de mi casa, aunque yo deje entrar a alguien tiene que guardar las formas. Pero yo en mi blog puedo escribir lo que quiera y no tengo por qué identificarme. Un beso.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Buenísimo Sweet Sunsi, buenísimo! Me he quedado con ganas de más.
He estado pensando y discrepo con total respeto y cariño de Susana.
Es verdad que el blog es nuestro, pero escribimos para que nos lea el mayor número de gente posible, en caso de poner en práctica el "aquí mando yo" se pueden escribir afirmaciones que ofendan o falten a la verdad (hablo en general ¿eh? que no se me malinterprete).
Yo pienso que hay que tener en cuenta a ese "invitado", a ese lector potencial, para adelantarnos respecto a lo que puede sentir o pensar al leernos.En definitiva, Susana no debe preocuparse porque lo que escribe siempre es sereno y meditado, pero las que somos impulsivas tenemos que ir con cuidado.
¡Gracias de corazón Sunsi, gran post que me ha sido muy útil!
Un besazo, reina de Tarraco, ah, no...si eres republicana -:)))
Asun

Anónimo dijo...

Hola Sunsi
Creo que no existe de momento ninguna ley (que yo sepa) que exija la identificación de los usuarios para crear un blog, creo que están en ello. Por otro lado, la libertad de expresión es un derecho fundamental, otra cosa es cómo ejercemos esa libertad, quiero decir que hay unos límites, y una manera de encontrar o reconocer esos límites es con el respeto, sin pisotear los derechos ajenos, respetando otros derechos, como por ejemplo la intimidad, honor o imagen de otros, con esto quiero decir que no creo que podamos escribir lo que nos dé la gana...
Eulàlia

Zambullida dijo...

En general, hay poca gente con ideas y muchos, muchos juicios. Algunos parecen que siempre escriben contra algo o contra alguien, supongo que escriben sin saberlo contra sí mismos y reclaman una tolerancia que no aplican a quienes se pasean por su espacio.

En cuanto al anonimato, no sé qué decir. Al principio, era Zambullida y luego Nuria Marugán. No lo tengo claro. En el blog soy Zambu y sí es mi casa virtual. Es sencillita, pero refleja un poquito mis gustos y tal vez algo más. He corrido los mismos riesgos, creo. Quizá sea más arriesgado ser N.M. que Zambu...

Del mismo modo que no vale todo en la vida real, tampoco en la virtual. A más de uno le soltaría un exabrupto, pero me aguanto.

No hay que desvelar las claves de todo, pero en un poema tampoco se hace y también se publica. Se puede llamar a las cosas por su nombre sin necesidad de dar apellidos. He tenido la oportunidad de conocer a "bloggers" y muchos se disfrazan. Es, de todos modos, el mundo en el que vivimos; no nos conformamos con ser nosotros mismos.

Muy interesante cuanto planteas, Sunsi.

sunsi dijo...

Creo, Susana, que es la prolongación de uno más que de la casa de uno... Yo interpreto el tema de la identidad como un todo coherente, aunque se silencie el nombre y detalles que, por otra parte, no añaden veracidad.

Veo que más abajo comenta Asun sobre el tema de escribir lo que uno quiera. ¿Te importa que conteste allí? Gracias, Susana.

Tu rotundidad la entiendo en el contexto de tu blog. Lo sigo desde que lo abriste y no es para menos. Besos.


sunsi dijo...

Otro dato interesante, Asun: el hipotético lector. Observo que tú lo tienes en cuenta. Hay blogs intimistas, con temáticas concretas, que se dirigen a un público especializado. Pero la mayoría lo hacemos para que se nos entienda. Me parece un buen ejercicio colocarse en el lugar del receptor... alejado muchas veces de las tesis que mantiene el emisor.

"Escribo lo que quiero". Pues sí, pero hay que tener en cuenta el equilibrio forma/fondo. Estoy convencida de que no todo vale para decir lo que se piensa ... ni siquiera para defenderlo.

Gracias por tu aportación, tocaya. Un beso sonoro:)

*Lo de republicana lo adopté después de una serie de espots de IKEA y el blog pasó a ser La República Independiente de mi casa ;-))) Empecé en broma y mira...

sunsi dijo...

Diría que no existe, Eulàlia. De todas formas, el perfil de quien escribe es fácil de conocer si lo hace con libertad, es decir, si no omite sus puntos de vista, opiniones,criterios, etc.

¡Bingo! Completamente de acuerdo contigo. Lo veo más claro con el planteamiento de la unidad de la persona. Lo lógico es suponer una coherencia en cualquier manifestación de libertad de expresión. Los blogs no pueden ser el escondite desde donde nadie nos ve y también desde donde creemos que lo que decimos queda impune.

Gracias, Eulàlia. Me alegra mucho leerte... Petons, reina.

Sara M. dijo...

Menudo dilema, especialmente para mí que no tengo blog :)
¿Mi opinión? En general, el que escribre un blog es porque quiere que se les lea; si no escribirían en una libreta, su ordenador, o donde les apeteciera. La diferencia creo que es, hasta qué punto quieres que te lean. Algunas personas escriben (porque así piensan) en un tono quizá desafiante, o sobre temas excesivamente minoritarios. Creo que este tipo de personas, podemos decir más cerradas, lo único que buscan es gente que se asemeje a ellos en aspectos muy concretos.
A la mayoría de los que os sigo, pienso que os mueve otra cosa. El compartir vuestro día a día, de buen rollo, y buscando la opinión/comprensión del resto de los mortales, que, salvando a veces grandes diferencias, tenemos mucho más en común de lo que creemos.
Y la no identificación..., pues qué quieres que te diga, es vuestra vida, esto no es ninguna declaración de intenciones que tenga que ser aprobada por nadie. Así que si te apetece esconderte, allá tú. Otra cosa es que esa persona termine creyéndose que en realidad es ese ser virtual, que a su gusto ha creado.

Rojo Merlin dijo...

Yo también quiero decir algo.
Yo también tengo un blog.
Y en principio, tuve un planteamiento. Mostrar mis gustos, mis cosas, mis aficciones...etc.
Yo pensaba, igual a a alguien le interesan. Y si no, pues no pasa nada.
A raiz de que a alguien les fue interesando, quizá a unos más que a otros, fui contactando con otros blogs.
Y todo eso, sin tener que ocultar mi identidad. Yo creo, que a estas alturas, con mi foto, y mis entradas relacionadas con mi trabajo, mi pueblo (y las fiestas de mi pueblo), mis aficciones y los comentarios de amigos y familiares, incluso mis entradas y salidas, no hay duda de que todo el mundo sabe quien soy.
Por otro lado, me parecería absurdo ocultar una identidad, y adentrarse en este mundo desde el anonimato.
Eso me suena a perfiles falsos en otras páginas que circulan por internet.
Quizá aún queda gente que no entiende, que si no pongo aquí mi número del DNI, no es por esconderme. Simplemente, no creo que se trate de eso.
Al día de hoy, hay blogs que sigo, y otros que me siguen.
De los que sigo, algunos los conozco personalmente y otros no. Pero eso me da igual. No es la razón para tener un blog. Para mi es más importante que haya gente que se sienta interesada por las cosas que transmitimos, que el hecho de conocer tus datos personales.
Y aparte de esto, al final, siempre pasa lo que es inevitable, los que nos seguimos mutuamente, más tarde o más temprano, terminamos conociéndonos personalmente, lo que indica claramente que un blog no sólamente es un escaparate de tus gustos y aficciones, también es una forma de comunicación.
Y algo más. Algunos blogueros que aun no tengo la suerte de conocer personalmente, también se que antes o después, nos encontraremos, nos daremos un abrazo, y podremos contarnos cosas que aquí en el mundo virtual se quedarían pequeñas.
Bien, y después de este "rollo", saludos desde Málaga, de este granaino criado en la Alpujarra, curtido en los garitos nocturnos con música Heavy y en locales de ensayo con canciones de los Beatles.
Saludos.

Ana, princesa del guisante dijo...

La clave es esa: el juicio. A nadie se le pasaría por la cabeza creer que conoce a un escritor por lo que escribe en un libro, pero en los blogs es otra cosa. Sí el blog es mi casa y escribo lo que yo quiero. Pero, pero, pero, sin olvidar que se me ve desde la calle y que tengo vecinos. Difícil tema, Sunsi

Mariapi dijo...

Es que "lo que me da la gana", total y rotundo, tampoco se puede hacer en la propia casa. No sólo porque hay vecinos que nos ven, también por esa función olvidada que tiene la propiedad privada, "función social". Por muy "mío" que sea algo, no puedo usarlo de cualquier modo.
El blog tampoco.
¿Para quien se escribe? Ultimamente me estoy planteando si esto del blog no lleva a un cierto narcisismo, crea una dependencia de ser leído, comprendido...incluso admirado.
A mi eso me molesta(hablo por mi mismidad, no por vosotras..¡eh?) Porque aunque no pretendo ni "trabajo" para que me lean, si no tengo ningún comentario...me duele, lo confieso. Pero empecé como herramienta de desahogo y comunicación intrafamiliar...y he ido derivando a no sé muy bien qué modelo.
Creo que es simplemente una manifestación más de esa necesidad de comunicar.
Y leer blogs(los tuyos incluídos, of course) me resulta casi siempre más interesante que leer "la prensa".

Gracias, Sunsi por plantear siempre temas tan interesantes.

rama.teo dijo...

Creo que en mi blog digo lo que pienso,pero también hace retar a la persona que lo leen,sino,¿Para que escribir ?

sarracena infiel dijo...

Por supuesto que es tu casa y en ella, escribes cuanto y como quieres.

Y por supuesto que es un medio público y cuando escribes, lo haces para que te lean.

Es más, los que contestamos lo hacemos, también, para que nos lean y nos contesten, estableciendo una suerte de diálogo a varias voces.

Los límites? Pues los que cada uno se ponga en función de como sea; en otras palabras, por mucho que lo intentemos, en este peculiar anonimato se nos acaba viendo a cada uno como somos.

Por otra parte, es cierto que, en ocasiones, la impresión que nos llevamos de cada uno es, con frecuencia, equivocada: negro sobre blanco no suena igual qe en la cercanía.

Pese a ello, la experiencia, en cuanto participante en algún que otro blog ajeno, intensamente positiva.

Gracias a tus casas, hedbanna, he - hemos - tenido oportunidad de conocer y darnos a conocer; ese es un regalo impagable.

Es más, no pierdo la esperanza de seguir conociendo......

Con Dios

sunsi dijo...

Perdona el retraso, Zambu. Tengo las cervicales hechas papilla y estoy como si fuera en barco. Me pregunto cómo puedes escribir tú cuando no estás en condiciones...

Juicios. Tendemos a eso. Con cuatro datos creemos que podemos dibujar un retrato robot del que está al otro lado de la pantalla. Ya es un paso saber que se tiende a ello. Para evitarlo primero hay que reconocerlo.

Me parece que tu caso es el de todos los que publican fuera de la red. De repente, aquella Zambullida que escribe en un blog intimista tiene un nombre real una voz, sale en la prensa...¡conocemos tu rostro! A mí esto me ha acercado a la persona y lo que leo tiene un sentido más amplio, un contexto que desconocía... No creo que sea arriesgado. ¿O sí...? Tal vez se me escapa algún dato.

No todo vale. Estamos de acuerdo al 100%.

Gracias por tu comentario. Un beso grande, Zambu. Y disculpa mi ausencia en tu casa. Días torcidos;-)))

sunsi dijo...

Disculpa tú también la tardanza, Sara M. Está claro que visto desde fuera se es más objetivo.

Desde luego, quien escribe lo hace para ser leído. Y te diré más; también para que quien se asome le escriba unas letras;-) Cuando no las hay, a aguantarse... que no se hunde el mundo y también es una manera de reconocer que tus intereses no coinciden con los lectores.

Lo que comentas al final tiene miga. El tema de la identidad no es sencillo. A mí no me plantea ningún problema, pero reconozco que esto es muy personal.
Una vez me planteé un blog anónimo y no pude continuar.

Un abrazo, Sara M.

sunsi dijo...

Hola, Rojo. Lo dejas todo muy, muy claro. También a ti te pasa que no eres capaz de escribir alejado de tu realidad. Supongo que quien lo hace tiene sus motivos.

Me alegro de que te haya reportado buenas amistades. A mí también me ha pasado. Ese par de hermanos que rondan por la blogosfera, por ejemplo. Y conocerse personalmente, compartir mesa, mantel y viandas... En casa me dicen: "tus amigos, los blogueros..."

Así que comparto el mismo "rollo" que tú. Desde Tarraco un saludo al granaíno heavy que vive en Málaga. Me gustan los Beatles.

sunsi dijo...

Creo que sucede porque es más inmediato que un libro. Las opciones de comentarios y respuestas ayudan a conocer más eso que en nuestra tierra denominan "tarannà" (talante). No sé si a ti te pasa, Anm. Yo suelo ser larga en las respuestas porque me faltan las manos, la voz... Lo quiero subsanar con la expresión escrita y no es lo mismo.

Sí es difícil. Con todos los peros y a pesar de todo...

Un beso, pesoleta.

tomae dijo...

...yo tengo mis motivos para escribir Pero el blog no es solo escribir .Y siempre siempre a pesar de lo que sea el tema ...se aprende algo ¡y se desaprende! ...tanto aquí como allá.

PD ¿estás segura que Sarracena no se ha tomado algo? ...es que la veo como más ... tierna?

paterfamilias dijo...

Temas interesantísimos los que planteas. Eso de que "el blog es mío y escribo lo que quiero" lo habré leído "cienes y cienes" de veces, pero como tú dices no es así.

Especial gracia me ha hecho de que "escribo para mí". ¡Mentira cochina!, escribimos para que nos lean. Muy bueno lo de la libretita.

No has entrado -supongo que para no alargar más el post, aunque me haya quedado con las ganas- en el tema del anonimato. Tranquila, no me he sentido aludido, yo me llamo Paterfamilias de toda la vida ;-)

sunsi dijo...

Te salió la vena de jurisconsulta, Mariapi;-)

Ay, Ay... el narcisismo... ¡y la dependencia! bffff... Este sí es un punto que un día u otro te planteas. Te agradezco que lo hayas mencionado. Yo empecé porque dejé de colaborar en el "Diari" de mi ciudad porque la presión acabó por agobiarme. El objetivo era seguir escribiendo sobre los mismos temas. Entre la autoestima y la autocomplacencia ... Esa delgada línea... Creo que se sabe si se ha traspasado cuando el blog genera zozobra, la dependencia de ser "popular"... Entonces los silencios duelen... No sé si te referías a eso.

Lo paso en grande paseándome por "el barrio". No hay ningún blog igual. Unos te hacen pensar, otros te tocan el alma, con otros te ríes o te identificas con las situaciones... o te abren horizontes nuevos o aprendes historia... Así que ¡viva la blogosfera y Matermanías!
Un beso grande, maña.

sunsi dijo...

Hola, rama-teo. Bienvenido. Retar, pensar, suscitar... Creo que se puede escribir sin pretender una respuesta, pero si es así el blog es un lugar rico en aportaciones de los que leen. Estoy de acuerdo contigo.

Gracias por tu comentario.

sunsi dijo...

Sarri... Y eso que tú no tienes blosss;-))) Los recuerdos más intensos e hilarantes los he vivido en la anterior ventana con tus aportaciones, las de los hedbanos y Hermanos etc, etc, etc... Con aquellos debates tan espinosos que nos planteaba el panorama actual (qué cursi ha quedado esto jeje ) creo que se adivinaba mucho más que negro sobre blanco. Y con semejantes comentaristas, querida sarracena impenitente, comprenderás que a la fuerza ahogan y aprendí el asunto del respeto. Así que os lo debo. Ya te he dicho alguna vez que he llegado a escribir con algunas miradas asesinas detrás de mi cogote. Un reto y una vacuna contra la cosa pastoril.

¿Tú crees que llegaremos a conocer más...?

Buenos días nos dé Dios...

sunsi dijo...

No es solo escribir... Dime si me equivoco, Tomae. También para recrear, inventar, "colegizar" y/o provocar a sarri/La Garrrta para que entre y diga :"sois idiotas", "estás peor de lo tuyo... jeje"

Creo que nuestra hedbana toma caramelos de miel con limón. Va a ser eso...

Quería aprovechar y darte las gracias por el vídeo que le has dedicado a la ciudadana graduada. Dejo aquí el enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=icDI06NljZI
Qué broder...

sunsi dijo...

Lo que me acordado de ti estos días, Pater. Seguro que tú habrías escrito un post. Cuatro reparaciones seguidas de lavadora para tener que comprar finalmente una nueva. Me habrá salido la broma como si hubiera adquirido una de tamaño industrial...

Bueno, a lo que vamos. Para que nos lean. Hay veces que decimos que necesitamos escribir, da igual dónde. Por muchas vueltas que le doy no consigo entenderlo. Más público que un blog, que circula por el ciberespacio y es infinitamente más accesible que un periódico...Completamente de acuerdo.

No te sientas aludido por el tema del anonimato, Pater. Me hubiera gustado tratar el asunto porque considero que un pseudónimo y omitir detalles no significa ser bloguero anónimo. A mí no me quedaba otra porque ya firmaba en la columna "Pensar de oficio" con mi nombre. Muchas veces he pensado que me gustaría no haber dado tantos detalles. Ya ves.

Muy contenta de que hayas entrado. Lo echaba de menos, Paterfamilias de toda la vida;-)

María dijo...

Sunsi has planteado un tema interesantísimo el de los blogs.

Cada persona es un mundo y sus circunstancias, por lo que no sé, por qué lo harán los demás, pero desde mi punto de vista personal te puedo decir que yo escribo para compartir mis pensamientos, reflexiones, sueños, emociones, para desahogarme, para volar, todo ello desde la sencillez de mis palabras, como es la única manera que sé hacerlo, con mis errores, con frases o palabras tal vez repetidas, o con algún que otra falta, porque yo no soy escritora ni poeta, ni nada de nada, soy una persona que está en el paro y necesito evadirme de mis preocupaciones, de mis problemas por eso lo hago principalmente por mí misma, para sentirme activa y ocupada, lo hago por satisfacción personal, pero también para que los demás me lean, y sobre todo, para aprender yo con los que me leen desde sus diferentes puntos de vista, para volar entre sus letras, para crecer sus reflexiones, me encanta debatir, compartir, aprender de los demás, porque sin mis lectores yo sería un cero a la izquierda, y necesito enriquecerme de vuestras letras, porque vosotros sois mi inspiración y mi crecimiento.

Gracias, Sunsi, por este interesante tema, me ha encantado dejar mi sincera opinión personal.

Un beso muy grande.

Zambullida dijo...

Después de comentar, pensé que me gustan más los blogs en los que el autor se identifica y cuenta en su perfil cosas de sí mismo. Por algo será.

Por otra parte, los blogs han bajado por lo general y ha sido a raíz de agudizarse la crisis económica. Lo he comentado con más gente, con bloggers. Todos notan que tienen menos visitas, menos comentarios y parece que se los posts están más espaciados, se publican con menos frecuencia que antes.

sunsi dijo...

Hola, María... Dices que no eres escritora, que no eres poeta y te leo y me pasma tu sensibilidad y sencillez. ¿Qué significa ser escritor? ;-) ¡La pregunta del millón!

Eres afortunada por tener tantos amigos que te leen y participan de lo que les propones. De veras que da gusto. Consigues tu propósito (me incluyo:) ) y siento que la causa sea el paro. Qué mal está el mercado laboral, Marieta. Ojalá esta mala racha acabe pronto.

Un beso fuerte, bonita.


sunsi dijo...

No sé si se deberá a la crisis, Zambu. Las redes sociales es un medio donde las opiniones se vuelcan con menos esfuerzo y basta con apretar la tecla del "me gusta". Lo comparas con escribir un comentario y, lógicamente, lleva más tiempo.

Respecto a lo que apuntas sobre la frecuencia de publicación, los blogs que se crearon hace unos años supongo que apuestan por la calidad. El desgaste también se acusa y llega un momento en el que has tratado tantos temas que prefieres no ser cansino y repetitivo.

Gracias, Zambu.

*Cuídate, por favor...

Driver dijo...

Me gustaría escribir de encargo, pero la realidad es que tengo muy pocos.
El motivo es que personalmente no hay nada que motive tanto mi creatividad, que pensar en esa persona desconocida que el día de su cumpleños, por ejemplo, va a recibir de regalo un cuento de un desconocido. Me pongo en situación y entro de cabeza en esa situación que tiene todas las posibilidades de ser única en la vida de esa persona; y la experiencia me dice que cuando las cosas son únicas, suelen aparecer las buenas ideas.

Y me pasa también al contrario.
Me gusta escribir para a quien nunca conoceré; me imagino que estoy delante de alguien con los ojos vendados y me pregunto qué le puedo transmitir.

Lo cierto es que escribir para desconocidos es fascinante, y me ayuda a comprender un poco mejor la naturaleza humana.

Como jugar a la magia, con palabras. Y esa sensación, primitiva y vertiginosa, de la comunicación escrita que lucha por saltar las barreras establecidas, me tiene enganchado.

Tal vez, porque me proporciona momentos de intensa humanidad.

lo que significa ser escritor ... dijo...

...es algo así a que te sientas atrapado por la palabra.

...algo así a que te pelees con ella y te adueña.

...algo así como que te maravillas cuando la atrapas.

...algo así que cuando la escribes, tienes la sensación de que la palabra nace en esa frase y muere en ese mismo texto.

...y aunque muera escrita, piensas que se reencarna cuando alguien la lee.

Luisa dijo...

Hay tantas variantes...tantas motivaciones diferentes, personalidades variopintas, objetivos variados...

Escribir siempre es un placer y que nos lean llega a ser un lujo, sobre todo con la gama amplísima de blogs estupendos.

Ciertamente creo que en mi blog puedo escribir lo que quiera-aunque con matices- Por ejemplo, no puedo escribir la primera burrada que me venga en gana, porque aunque es mi blog, del mismo modo en que yo demando respeto, tengo que respetar a quien pueda asomarse por mi espacio. Por lo tanto, esa es una primera limitación. Otra es la protección de la intimidad que también coarta mucho a la hora de expresarse.

Interesantes las aportaciones de los que comentan, e interesantes los post de quienes saben escribir bien y razonar mejor.

Otra cuestión es la diversión, el desahogo, o terapias varias.

A mi me gustaría escribir más y mejor y posiblemente podría llegar a lo segundo si me emplease más en lo primero, pero tengo el tiempo muy limitado y esa es otra limitación real.

Desde luego contertulios como Sarracena merecen la pena aunque sólo sea por sus onomatopeyas :)

Muchos besos Sunsi, amiga mía.