miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cuando la tierra llora...



Hoy las aguas bajan veloces, sucias... Arrancan lo que encuentran a su paso. La crecida es implacable. Es el llanto de la tierra resbaladiza y viscosa.  Llora de rabia porque no le caben más muertos. La tierra se queja y el firmamento se vacía de agua salina. Una panza plomiza aúlla con dolores de parto y envuelve un lugar llamado mundo. Y el Planeta revienta los tímpanos de los sedientos de justicia. 

En un lugar llamado mundo los hombres ahogan la voz de su conciencia... Caminan por un sendero consensuado sin mirar al suelo, sin mirar al cielo. Pasan inadvertidos, enmascarados por una nebulosa ciega, los no nacidos... los vivos sin voz. No alcanzan los barrotes de los balcones ; el torrente brusco, presuntuoso, los aboca a una desembocadura ciega e inhóspita... 

En este lugar llamado mundo hay individuos que lanzan una moneda al aire. Cara o cruz. Tú sí... ¡tú no! Y cada no nacido que cae en el abismo es una gota que perfora el alma, poco a poco, sin advertirlo apenas.

Descansen en paz.

18 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Que bien hss expresado nuestro dolor. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Me pregunto si el dolor que les causamos al negarles el ser nos será devuelto. Porque Él, cuando se pone, se planta ante nosotros con su Mano firme.
Un beso

sunsi dijo...

Muchas gracias, Susana. Tú lo has dicho. Dolor... Es muchísimo más que una reivindicación, que una promesa incumplida... El aborto está en otra dimensión. Un beso, Susana.

sunsi dijo...

No sé, Ana. Pero creo que las consecuencias ya las estamos viviendo. Hace años que la degradación del ser humano nos pisaba los talones. Ya la tenemos encima. Hay tantos acontecimientos monstruosos que explicitan que el valor de según qué vidas es nulo... Las víctimas del EI, sin ir más lejos. La perversión de tantos abusos a menores... a mujeres que ni siquiera reciben el trato de personas. No sé si hace falta que se ponga. Ya nos encargamos nosotros... y en el pecado llevamos la penitencia.

Un beso, querida Princesa.

releante dijo...

Me ha impresionado como lo has contado. Que el cielo llore y que los hombres lloren por ellos. Un abrazo

Zambullida dijo...

Tengo una pena muy grande a cuenta de este asunto; lo veía venir, aun así... Lo has expresado divinamente. Un fuerte abrazo.

sunsi dijo...

Gracias, Releante. Es como lo siento. Eres muy amable. Un abrazo para ti también.

sunsi dijo...

Querida Zambu. La puedo intuir... Y es cierto. Se veía venir. Desgraciadamente estaba cogido con pinzas. Gracias por tus palabras y un beso.

Luisa dijo...

Jolín, qué texto más desgarrador. Qué bien descrito y escrito. Estas cosas son las que nos diferencian, querida, sabes tamizar muy bien la rabia :) yo...no tanto.

Todos esos muertos diarios, exterminados, clavados los llevo en el alma.

Besos, muchos

sunsi dijo...

Lo tomo como un piropo cariñoso de una amiga, fuguilla de Sur, que me lee con los mejores ojos. Es que realmente es un drama, Luisilla. Sé que tú lo sientes, lo vives y lo piensas con la misma intensidad. He escrito mucho sobre ello. Del derecho, del revés, por delante y por detrás. En Pensar de oficio y aquí. Y no entiendo qué es lo que no se entiende. Parece que,al final, solo queda expresar el dolor. Un beso, querida Luisa.

oles dijo...

Saludarte y mandarte un abrazo internauta a través de estas páginas de papel imaginario... Estoy más liada que una mata de calabaza. La princesa se casa el sábado, y ella no aparece por el Sur hasta el jueves, así que aquí, la reina madre, ultimando todos los detalles y preparativos.
Gracias por acordarte de mi guapísima en una semana, creo, estaré de vuelta.
Besosssssss del Sur para mi preciosa Sunsi

tomae dijo...

Sentir como sientes que llora la tierra, me hace cuestionar si la convicción que tengo acompaña ese dolor que tan bien describes ...

Un fuerte abrazo Sunseta.

maria jesus dijo...

Vine a conocerte y me encontré con esta entrada desgarradora como la tragedia que describe

sunsi dijo...

Oles, Reina Madreee... ¡Qué alegría tener noticias tuyas! Ya veo que estáis "en capilla". Liada es poco. Me acordaré muchísimo de ti y de la Princesa este fin de semana. Todo saldrá bien. Seguro. Gracias por el comentario.. Te mando besos, arroz, confeti, brindis con cava y un ¡viva los novioooos! desde Tarraco.

Oles bonica...

sunsi dijo...

Qué va, Tomae. Es un tema de "intensidad". A veces me cuesta menos verbalizar el dolor. No siempre es así.
Recuerdo unos versos de Miguel Hernández de su Elegía a Ramón Sijé. Incomparables, insuperables. Creo que nadie ha podido describir mejor un estado doliente.
"...tanto dolor se agolpa en mi costado
que por doler, me duele hasta el aliento..."
"Hasta el aliento".

Gracias, amigo Tomae.

sunsi dijo...

¡Hola, maría jesús! Bienvenida. También yo entré en tu blog cuando Luisilla anunció que lo ibas a retomar. Me alegra tener en común la amistad de la fuguilla de Sur. La pena es que ella y yo todavía no nos hemos "visto". Nada que no se pueda remediar;)))
Siento que hayas tropezado con esta entrada. No podía dejar de escribir sobre ello ni podía hacerlo de otra forma. Espero encontrarte también en las alegrías, que son muchas. Un abrazo, maría jesús.

Un semi leridano ... dijo...

Ramón Nonato (Portell, 1204 - Cardona, 31 de agosto de 1240),1 religioso mercedario, fue un santo nacido en un pueblo de la antigua Corona de Aragón que, actualmente, forma parte de Cataluña, en España. Su epíteto nonnatus (en latín: no nacido) se deriva de haber sido extraído del útero de su madre por cesárea después de que ella hubiera fallecido.Es el santo patrón de los partos, matronas, niños, embarazadas y personas acusadas falsamente.

sunsi dijo...

Muchas gracias, semi tarraconense. Desconocía todos estos datos. Menos mal que llegas tú y te informas y nos informas a todos:)