domingo, 13 de septiembre de 2015

Hermanos de sangre.




No camino tan deprisa como ellos. Subimos la calle cuesta arriba y hace calor. Los observo desde una distancia que me permite mirarlos con infinito amor y dejar volar las emociones sin que lo adviertan. Esta vez no me permito el lujo de llorar; estropearía el clima cálido y distendido.

Dos de mis tres hermanos. El número dos y el tres de una familia catalogada como numerosa de la década de los sesenta. Los medianos. La delgadez extrema de uno contrasta con el cuerpo fuerte del otro, desbordante de salud al primer golpe de vista. Charlan animadamente por una ciudad que ya no nos es ajena. Un punto de destino inevitable, el centro neurálgico de nuestro cariño y oraciones.  Nos atrae como un imán porque este "joven" paciente de la CUN  es el tesoro de su familia y muchísimos amigos.

Todos hubiéramos dado todo, pero solo el tercero es compatible. ¿Qué pasa por la mente de un hermano que sabe que puede salvar la vida al otro, que posee un órgano decisivo porque alberga las células madre para sanar una médula inservible? Daría la vida por ti, si de mí dependiera, si estuviera en mi mano... Y mi hermano donante puede dar, solo él, lo que lo mantiene vivo para remontar la vida de mi hermano enfermo.  Para seguir con vida... cuento contigo. Inmenso y rotundo.

Las circunstancias laborales, familiares... los han llevado por caminos distintos, entornos distintos. Tantos años lejos. Ahora, la sangre limpia de uno se prepara para renovar y nutrir. La Providencia  ha permitido que lo que se perfilaba como improbable, tan solo un futurible, se pudiera conjugar en presente.

Los miro. De lejos, de cerca. Bromas a propósito de las extracciones, del sinfín de pasos que dicta el protocolo, mientras se toman esa limonada tras exprimir los limones caídos sin previo aviso, hace apenas dos meses.

Dios los bendiga. Él sabe cuánto los quiero.



23 comentarios:

Luisa dijo...

¡Ah, Sunseta, qué bien entiendo este post! Me gusta cuando te entiendo a la primera leída :)

Qué emoción en esa mirada que les contempla, y ahora que te conozco un poco más a duras penas doy crédito a tu contención lacrimógena jejejeje pero si tu lo dices...valiente eres, así que te creo.

Del negro tunel al verde valle, esperanzador y luminoso. Qué fuerte para todos, también para el que recibe la sangre nueva que le dará la vida, qué sentirá...

Ah, pues todo esto me lo tenéis que detallar cuando suba nuevamente y brindemos todos juntos. ¿Tamos?

Besos, muchos y muchas gracias a Dios misericordioso.

Pd.-Tomasito ¡¡¡te gané!!!

tomae dijo...

Sí sabes cómo me alegra todo lo que cuentas Sunseta, me siento muy cercano a todos tus hermanos tanto como a ti ...enseguida que me imaginado la escena del transplante, debe ser una gozada vivirlo en primera persona y verlo en directo.

Muchos abrazos a todos y también a tus padres.

PD. Me alegra que tu amiga Fuguilla, se haya enterado a la primera, eso quiere decir que por fin ¡ha aprendido a leer! ;)

sunsi dijo...

Siento ser perifrástica a veces, Luisa. :-) y me alegro de que hoy te haya entrado a la primera. Además, tú conoces a mi hermano número dos. Creía que bromeabas cuando dijiste que lo irías a ver.
Aunque me costó, no lloré. Sus dos siluetas caminando se me han quedado grabadas. Quisiera definir lo que representa donar, ahora que lo estoy viviendo tan de cerca... pero no encuentro las palabras adecuadas. No sé si el,post se aproxima un poco...
Tamos, fuguilla. Ojalá sea pronto. Y te presento al "donante". Guapo, guapísimo. Besos volando al Sur desde Tarraco.

sunsi dijo...

Gracias, Tomae. Sé que has tenido relación con los tres a lo largo de tu vida. Alguna vez te he llegado a confundir con el pequeño ¡el pequeñooo! Te digo lo mismo que a Luisilla. Me cuesta expresar todo lo que significa lo que está por venir. Dios quiera que vaya todo bien.
Ah... ¿Pero Fuguilla no sabía leer? Te va a repasar cuando te pille.
Un beso, Tomaesín.

Me llora un ojo. Debe de ser la brizna;)

Ana, princesa del guisante dijo...

Emoción, unidos para siempre por esa sangre que sólo un hermano puede dar, son más parecidos los hermanos entre sí que las madres que con tanto sacrificio dan su vida. Ufff sigo rezando por todos. Un abrazo apretao

Susana M dijo...

Que vaya todo muy bien. Un beso.

sunsi dijo...

Pesoleta... Células madre y, como tú dices, solo puede donarlas un hermano. Un mundo en el que recién acabo de aterrizar. Grracias, Ana. Muchas gracias y beso desde Tarraco.

sunsi dijo...

Muchísimas gracias, Susana. Dios lo quiera. Un beso también para ti.

Pilar Caldu dijo...

Es una buena noticia, muy buena. Dile al más débil, al que espera, al que va a recibir esta inyección de vida, que le recuerdo con todo mi cariño y admiración, que me ha emocionado lo que escribes y lo que pronto vais a vivir, que amo a tu familia como si fuera la mía.


Pilar C.

sunsi dijo...

Dios mío, mi querida Pilar, mi profe, "su" profe también... No sé qué puedo decirte sin que que quede pequeñito lo que te escriba. Mi agradecimiento más sincero y profundo. Ni lo dudes. Por supuesto que se lo diré. Muchísimas gracias, Pilar.

Mariapi dijo...

Sunsi, rezaré para que todo vaya bien. Hermoso este amor fraternal, tan real que se puede tocar.
Un beso.

Driver dijo...

Uno, que es observador, se da cuenta de lo guapos que sois.
Una familia con genes fuertes, rubios dorados y de mirada firme.
En realidad los ratos que he compartido con vosotros, he creído que ibais a romperos de guapos, literal.
Igual piensas que exagero, que me paso tres pueblos y que no soy imparcial.
Vale, es muy posible. No digo que no.
Pero te diré algo, pues me parece que hablamos de lo mismo, aunque no es sencillo expresarlo.
Así que en estos complicados casos es mejor ir al grano y decir lo primero que recuerde.
En resumen, diría que os he visto reír en los buenos momentos.
Y que me he imaginado cómo os organizaríais en los momentos difíciles.
Verás Sunsi. Sé que suena raro, pero es cierto.
Os reís con contención y de forma profunda. Es un hecho.
Y he visto a través de los ojos de vuestra familia, muchas cosas.
Vuestra mirada es intensa y verdadera. Carente de pánico y de miedo.
...
En mi modesta opinión, y tras observar cientos de gestos humanos, creo estar en lo cierto al afirmar que tenéis una mirada firme, una sonrisa firme y en consecuencia, un futuro firme.

Se trata de la localización subjetiva de una actitud objetiva.
...
Y eso, hermana Sunsi, tiene que ver con la intuición, el equilibrio y la armonía de una educación sólida.
Me da que detrás de los hermanos de sangre hay siempre unos padres que hicieron un buen trabajo.
Y que vosotros, no hacéis sino repetir lo bien aprendido.

Chicos.

sunsi dijo...

Mariapi. Y tú te arrancaste con ese post. Qué poder el del cordón unbilical que estuvo unido a la misma madre. Gracias por tus oraciones, querida Mater. Dios quiera que vaya superando todas las fases. Un beso con todo mi cariño.

sunsi dijo...

Sí, Driver, exageras... pero en este exceso tuyo hay tanto cariño que te agradezco tanto piropo inmerecido. Eres muy bueno y es tu mirada afectuosa la que te hace ver donde no hay para tanto. Gracias, mi querido amigo y hermano... Gracias de corazón.

Modestino dijo...

Y qué puedo añadir, amiga?. Que el asunto lo tengo presente permanentemente, por supuesto ... y que en medio del dolor, la incertidumbre, el sufrimiento ... también cabe agradecer a Dios que os ayude ... nos ayude a todos, a comprobar que el amor existe, que nunca nada cae en saco roto cuando se ha repartido con buena fe.

Modestino dijo...

A veces intuyo que soy un pelmazo con los puntos suspensivos.

sunsi dijo...

Modestino. He leído tu comentario a unas horas ... que mejor no te digo. Ya ves que yo también me agarro a los puntos suspensivos como método para expresar lo que es exclusivo de la voz humana;) He amanecido pensándolas... rumiándolas. Hay muchos motivos para dar gracias a Dios; y no son palabras huecas ni algo que se suele decir en estos casos. Hacer piña familiar junto al enfermo, acompañar, consolar a quien lo,lleva peor, rezar más...
Gracias por tus palabras, Modestino. Y gracias por tenerlo tan presente. Un abrazo, amigo.

paterfamilias dijo...

Muy bonita esta entrada. Escrita desde el corazón y aguantándote las lágrimas (no me lo creo). Me ha encantado. Seguimos acordándonos de él.

sunsi dijo...

¡Pater!... Deduzco que deduces una buena llantina:))) Pues es tal cual lo explico aunque cueste creerlo dada mi tendencia a la lágrima fácil. Parece mentira, pero a veces he llegado a pensar que te podías reír más en la habitación de mi hermano que en el circo. Al principio, el personal -médicos, enfermeras, auxiliares...- estaban desconcertados. Sacándole punta a todo, desde los menús hasta las punciones... Es un personaje de traca. A todos los ha "rebautizado" con un mote divertido. Imposible caer en el desánimo con semejante"paciente";)

Muchísimas gracias por seguir rezando. Un abrazo para ti y toda tu tropa.

oles dijo...

Uffffff! Yo no he podido aguantar... Y aquí me tienes con los bordes y los flecos llorosos... Pues en mi casa también hay medianos, bueno mas bien medianas, y me he visto en ti, en tu piel. Todo va a salir fenomenal SunsiPreciosa, ya lo verás... Mientras tanto sigue aguantando esas lágrimas y disfrutando de la complicidad que es innata en los hermanos.
Un beso grande y animoso desde el Sur, SunsiPreciosa

sunsi dijo...

Oles, guapa. Disculpa el retraso. Muchas gracias por tu comentario cariñoso y esperanzador. Es un proceso lento, hay algunas curvas pronunciadas, pero está dentro de lo previsto. Ojalá podamos celebrar que todo ha salido bien. Y brindaremos, aunque tú estés al Sur y yo al Norte. Un beso cálido y salado desde Tarraco, querida Oles.

tomae dijo...


Hola, te/ os invito a que participéis en un certamen de micro relatos participativos:

Puedes clickar aquí, gracias por vuestra atención.

sunsi dijo...

Oído cocina, Tomae. Gracias. Ya los he presentado. Un abrazo.