lunes, 21 de octubre de 2013



El otoño, aunque caluroso, se deja notar. Tengo pendiente un post prometido, la resonancia de la beatificación de los mártires españoles celebrada en Tarragona el fin de semana pasado, una escena de "Soldados de Salamina" con miga... Me propuse no colgar nunca más una bicicleta fea y oxidada. Siempre hay maneras de no perder comba. Una de ellas es tomar prestado. 

Mi Gran Hedbana Mireia me manda este post. Me gusta.Los padres podemos llegar a ser muy incoherentes a pesar de dejarnos la piel en intentar ser buenos padres. Estoy convencida de que ellos palpan el esfuerzo.

"Te animo a que estudies y yo hace tiempo que ignoro.
Te reclamo un abrazo a oscuras y cuando amaneces ya no estoy.
Te exijo un sobresaliente y yo soy de repetir en septiembre.
Te reto a un partido el domingo y te dejo sin revancha los lunes. 
Te hablo de volar y al rato me entran ganas de cortarte las alas.
Te aclaro que la verdad nunca falla y sé que te estoy mintiendo.
Te digo que te tranquilices y me pongo de los nervios.
Te cuento que no pasa nada por llorar y fuerzo una sonrisa de payaso.
Te comento que no hay que preocuparse por el dinero y, ya ves, sé que me has visto serio echando cuentas.
(...)
Los padres somos muy de Baudelaire, al menos el que suscribe. No porque hayamos leído 'Las flores del mal', que va a ser que no. Sino por la clarividencia de un tipo malencarado que decía que, en la Declaración de los Derechos Humanos, se olvidaron del derecho a contradecirse.
En efecto, de todas las tareas de un adulto, la más difícil es la de educar con coherencia. O la de educar a secas.
El día en que cierras la mano, piensas que debiste aflojar. El día en que fuiste permisivo, te acabas acusando de blando. Si es que le das todo tu crédito, te recriminas haber confiado. Si es que no lo haces, te reprochas tu falta de fe.Si dejas que se la pegue, te dirás que no estuviste pendiente. Si es que estás muy encima, te reconvendrás por asfixiarlo.     
Casi todos lo aprendemos cuando empiezan a hacer preguntas. Lo dijo alguien: tener un crío no lo convierte a uno en padre, como tener una bicicleta en el trastero no nos convierte en ciclistas.
(...)
Te digo que tienes que hacerlo ahora, pero yo creo que lo voy a dejar para mañana.
Te digo que hay un montón de salidas y desde aquí sólo se ve un laberinto. 
Te digo que lo importante es ser buena persona, aunque creo que siempre ganan los malos.
Te digo que siempre hay que dar los buenos días y, vaya, yo nunca llego para darte las buenas noches.

Ya ves, suspirando hoy te pido que rías.
Dormido te animo a que despiertes.
Callado y en silencio, hijo, te pido que grites." (Pedro Simón)

23 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo también lo leí, y comenté exactamente esto, lo de siempre

Educar es ser. Ser y estar, para más señas. Y ser humano es equivocarse cien veces ciento. Y de nuestros errores, ellos también aprenden. Aunque a nosotros de poco nos ha servido la experiencia de nuestros padres, así que a ellos, la nuestra, lo justo. Relájate.

Me repito...

oles dijo...

Yo tengo una bici nueva preciosa, pero no se montar en bici... Me caigo. Soy madre, segun el registro civil y mi corazon, pero me equivoco tannnntaaassss veces que hay momentos en que lo dudo. Gracias por mostrarnos en palabras lo que muchas veces pensamos y sentimos... Somos humanos.
Un beso sureño

susana dijo...

Qué gran verdad. No hay cosa más complicada que ser padre-madre, ni más hermosa. Un beso.

Luisa dijo...

Educar. Qué difícil. Supongo que en gran parte porque nosotros no estamos terminados de formar, porque no somos todo lo virtuosos que la ocasión merecería y porque no hay un manual de padres, y aunque lo hubiera-que literatura hay-no da tiempo de aplicarlo cuando la necesidad acucia o uno no recuerda los consejos o falta el temple.
El caso es que a mi me anima mucho el seguir intentándolo. Mis hijos podrán reprocharme muchas cosas y con razón, pero no podrán decir que no lo intenté :)
Besos y abrazos

Carlos dijo...

Querida Sunsi: educar con coherencia es un pleonasmo porque si no eres coherente simplemente no educas. ¡Qué fácil, qué difícil, qué bonito!

quedateenminube dijo...

Uffff, un entrada con mucha miga, de la que te hace pensar...
Es una gran verdad, es muy difícil educar con coherencia!!!
Feliz Martes,

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

sarracena infiel dijo...

Siempre he pensado que peor que lo que les enseñas de forma consciente, es lo que les enseñas sin darte cuenta.

Claro que Dios, en su infinita misericordia, nos ayuda y, a veces incluso lo hacemos bien.

Y se convierten en buenas personas a pesar de sus padres y a pesar de si mismos.

En definitiva, no hay que perder la esperanza. Doy fe.

Con Dios

sunsi dijo...

Últimamente me preguntan cómo hicimos para educarlos. Unos porque ya tienen conversaciones serias y de futuro con sus novios; los de las puntas porque a veces chocan con el ambiente en general. El caso es que, como tú dices, educar es ser y ESTAR. No soy capaz de puntualizar porque no hemos funcionado a golpe de formulario. Los queremos y hemos querido muchísimo. Hemos procurado también que ese amor fuera recto, aunque a veces duela un poco. Tantas veces hemos cometido errores... pero existe la palabra perdón.

En fin, Pricesa. A vueltas con la educación

Begoña Goñi Oneca dijo...

Que buen capote echas siempre Sunsi!
Gracias...
Besito

Natichu dijo...

Subsi ¡Cuánto vales neña!
Muy de acuerdo contigo
Una no sabe qué ha hecho mal, o bien cuando educamos los hijos. lo que sí estoy convencida de que hemos puesto en ello, alma vida y corazón.
Un abrazo bonita.
Natichu

tomae dijo...


Ser, es decir ser…soy, estar mmm más bien en bavia que… su madre. De todas formas ahora me ha dado por decirles que en nuestra ciudad han abierto una tienda de “papis” ya sabes, de esas que pueden ir los niños (acompañados) y pueden cambiar un padre por cuatro jamones, o una play station incluso por otro padre (más bueno, más rico…bla, bla, bla)
De momento me dicen que no… que no quieren cambiar.
Pd. Creo que las tengo engañadas, pero me suena que no se creen que haya una tienda así.

Con Dios.

…con lagarta

sunsi dijo...

Agradezco que esta buena amiga siempre me envíe por e-mail todo lo que sabe que me puede interesar, oles. El tiempo de educar no se acaba nunca... me parece. Y no me resulta nada fácil. Porque las ves venir y mejor te callas. Deben experimentar las pequeñas derrotas sin llegar a romperse la crisma. Me coinciden cuatro hijos viviendo en casa; del mayor a la menor no se llevan apenas siete años. El tema de la educación me ocupa muchas horas del día y que la República siga siendo un hogar ni te cuento.

Un beso y gracias por tu cariño, querida oles.

sunsi dijo...

A veces lees libros sobre educación y parece sencillo, Susana. Puede haber pautas pero fórmulas creo que no, afortunadamente. Seríamos robots. Y sí es complicado. Gracias y un beso, Susana.

sunsi dijo...

Formarse, Luisa. Supongo que para dar de comer habrá que alimentarse primero. Ellos, con su apetito voraz, te desfondan. Y son jueces implacables sin querer. La libertad de expresión tiene estas cosas;-)

Me identifico con tu apasionamiento. Tampoco ellos pueden decir que no lo intento. Ellos... los cuatro hijos de los mismos padres y tan distintos .

Me acuerdo de tu ciudadano cantautor... ¿Cómo anda? :)

Un beso gordo, Luisa.

sunsi dijo...

Querido Carlos... No sabes cómo me alegra tu comentario tan... atinado. Nadie "conduce" ni guía a nadie si no conoce, ha recorrido el camino y va por delante. Es imposible. Demasiados pleonasmos porque se nos olvida "el nombre exacto de las cosas".

Muchísimas gracias.

sunsi dijo...

Ya es miércoles, nubeazul... Perdona el retraso.
Difícil pero no imposible. Y dura toda la vida. Tarea enorme.

Un beso.

sunsi dijo...

Sí, señora. Lúcida mi hedbana sarracena. Yo también doy fe.

Creo que también saben lo que es un cardo borriquero. Pincha lo suyo pero luego... lo que hay dentro... muy dentro... es sabroso y alimenta para una buena temporada. jeje...

sunsi dijo...

Bego, guapísima... ¿He echado un capote? jajaja... "Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra". Es condición del ser humano errar. Creo que las mejores personas son las que no se regodean en la herida. Se levantan, se curan... incluso a veces puede ser que tengan que tomarse unos días de reposo... y vuelven a caminar. ¿A piñón fijo? Pues no. Hay demasiada gente alrededor que camina y vale la pena conocerla y saber que también tropieza.

Un beso, bonica. Gracias a ti por venir y comentar.

sunsi dijo...

Natichu... ¡que el texto no es mío!

Alma, corazón y vida... Recuerdo una canción que viene al pelo en momentos de duda y sufrimiento... "hay quien pasa las noches llorando por un amor... que dicha es gastarse por un amor..." Qué contradictorio y qué cierto.

Un beso grande como vos.

sunsi dijo...

Con lo listas que son las Princesas mediterráneas... vas e intentar colarles semejante trola. Claro que no te cambian. ¿Con quién se reirán, jugarán a no-sé-qué extrañísimo cuando paseen por Lleida? ¿Quién las llevará a la playa Larga, las defenderá cuando alguna "señu" frunza el ceño, etc, etc, etc...?

Ser y estar, querido tomae. No creo que en la babia precisamente. Eso es lo que puede parecer, pero a mí no me engañas.

Con Dios:)

Luisa dijo...

Ahí anda Sunseta-el hijo, digo-
Con su carrera terminada y engrosando las listas del paro. Lo bueno es que de la crisis salimos, lo malo es que no se sabe cuándo.
Pero hace y monta videos con otros amigos y curriculea :)
Gracias
Besossss mil

sunsi dijo...

Gracias, Luisa. Este hijo tuyo tan especial, simpático... Cuando llegue el cuándo vas a ver. Dudo que deje indiferente a nadie.

Besos, fuguilla.

María dijo...

Hola, Sunsi:

Después de un paréntesis, por estar alejada unos días del mundo blogger, ahora vuelvo con las pilas recargadas y con ganas de leeros.

Los padres intentamos dar cariño y una educación a nuestros hijos, lo que pasa que hay veces que cometemos fallos, no somos perfectos, pero lo hacemos siempre por el amor a ellos.

Mi hija está estudiando ESO y aunque es buena estudiante, hay que estar detrás de ella y preguntarla los temas, aunque comprendo que soy algo estricta pero es que está en una edad dificil, y la mente la tiene en las nubes jajaja pero todos hemos pasado por esa etapa.

Un besazo, preciosa.