miércoles, 15 de octubre de 2014

Hogares con luces. Hogares con sombras.






«Cae ya la noche sobre nuestra asamblea. Es la hora en la cual gustoso se regresa a casa para reunirse en la misma mesa, en espesor de los afectos, del bien realizado y recibido, de los encuentros que calientan el corazón y lo hacen crecer, del vino bueno que anticipa en los días del hombre la fiesta sin ocaso. Es también la hora más pesada para quien se encuentra de “tú a tú” con su propia soledad, en el crepúsculo amargo de los sueños y de los proyectos rotos: cuántas personas arrastran sus jornadas en el callejón sin salida de la resignación, del abandono, también del rencor; en cuántas casas se ha terminado el vino de la alegría y, por consiguiente, el sabor – la sabiduría misma – de la vida [...] De unos y de otros esta noche somos sus voces con nuestra oración, una oración para todos». Papa Francisco. Vigilia de oración. 4 de octubre de 2014 en preparación al Sínodo de la familia(1)


Me han calado estas palabras del Papa. He vuelto  a ellas muchas veces. Supongo que para abrir mi cabeza y entender al compás de la Cabeza de la Iglesia.

Cuando cae la noche hay hogares con luz. Niños y adultos se despojan de las prisas, las penas, el ajetreo diario, la rutina. Cae la noche y se saborea el gozo del reposo, del calor de quienes quieren y son queridos porque son.  No se precisan más méritos. La luz de los hogares del mundo... La cena en un tatami, en una mesa vestida de hilo o de hule. El olor a tortilla recién hecha, de una carne de ayer vuelta a aderezar con mantequilla o con sofrito picante. En un cubículo de la gran ciudad o en la periferia, donde el mar besa la arena o en la paz del campo. La noche cae siempre y los hombres vuelven a casa. A casa los que tienen casa. A las sobras los que se han quedado sin nada...  y en la nada siguen intentando avivar los rescoldos del amor. 

Cuando cae la noche hay hogares sin chimenea ni estufa, sin brisa que atenúe el bochorno de la jornada. No hay llantos, pero tampoco risas. Los diálogos son voces repetidas por el eco. Cuando cae la noche es de noche, noche cerrada. Y a oscuras vas a tientas, resbalas, caes y te lastimas.

Esta brutal antítesis coexiste bajo la misma luna. Imagino a Jesucristo pateándose pueblos y ciudades, ahora, en el siglo XXI. Y no sé por qué (o sí...) lo imagino deteniéndose primero frente a la penumbra, con una antorcha para iluminar a los hombres que van a ciegas.

(1)Parte introductoria de la "Relatio post disceptationem", "documento de trabajo, que resume las intervenciones y el debate de la primera semana, y que ahora se propondrá a la discusión de los miembros del Sínodo reunidos en los Círculos menores, según lo previsto por el mismo reglamento del Sínodo", como ha declarado el Director de la Oficina de prensa de la Santa Sede, , P. Federico Lombardi, S.J., 


18 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Qué delicado y certero nuestro Papa, que mirada tan sutil. Gracias, Sunsi

Luisa dijo...

No puedo comentar nada que sea medianamente inteligente a tenor del ejemplo que pones de las palabras papales y del comentario y reflexión que tú aportas. Calladita estoy más guapa. Eso sí, me permito volver a releer las palabras papales y las palabras sunsetas. Y hasta meditarlas voy, oiga.
De la noche tengo mi particular silencio.
Besos, muchos hedbana

sunsi dijo...

Me gusta porque lo entiendo y creo que lo entiende la mayoría a poco interés que pongan en seguir sus escritos y sus palabras. Me gusta la constante reflexión de la misión de la Iglesia; salir, buscar, acoger, mostrar a todos el corazón misericordioso de Cristo. Grande el Papa.
Un beso desde Tarraco, pesoleta.

sunsi dijo...

Buenos días, hedbanna fuguilla. Respeto tu silencio. Pero... pero... cómo me gustaría leer una aportación de las tuyas. Sabes que para mí son como agua fresca para un gaznate reseco ;)))

Luisilla. Sarracena y yo hablamos más de una vez de tu Sur. A ver... Un beso tarraconino, fuguilla.

Susana Moreno dijo...

Hay muchos hogares sin luz pero lo peor es que no se dan cuenta. Un beso.

sunsi dijo...

Quizá es por eso, Susana. Precisamente porque no la tienen, no saben donde buscarla. Un beso también para ti.

Hermano de Driver. dijo...

Sunsi, como mi hermano es lento de narices y tiene el ordenador pallá te copio pego unas frases suyas que le van al pego con el post. Sobre todo el final tan bueno (que lo pongo en negritas )

...a propósito de cuando Driver era un bebé:

"Los recuerdo perfectamente.
Es más, creo que e lo único que recuerdo con nitidez.
Es más, más; es lo que me salva de lo cotidiano y me hace relajarme.
Es más, más, más; es la razón por la que estoy enganchado al Museo del Prado.
...
Es más, más, mucho más que más, más más que todo lo demás.
...
Formas y colores, luz y estallidos brillantes, reflejos y veladuras, punteados y brochazos, texturas y matices.
Y esa niña pequeña, mirándolo todo por primera vez.
Las células bastones de sus ojos mandan una primigenia señal a través del nervio óptico y va adiestrando al tejido neuronal del córtex en una increíble función que se retroalimenta a sí misma durante toda la existencia.

La luz es un milagro.
La luz es la sombra arrojada de Dios sobre los humanos.


(Driver)

sunsi dijo...

Hermano de Driver, Tomae de la Tomasa. Muchas gracias por hacer de mediador escribiente. Pienso lo mismo que el colega/camarada, sobre todo si el Cristo de Velázquez te lo explica Don Diego. La luz, el Amor de la redención se vive en esos instantes, contemplando el cuadro. Yo he tenido esta inmensa fortuna.
Un abrazo grande a mi hermano mediano. Dile que mil gracias. Y a ti te las reitero, broder.

Anónimo dijo...



Para aquellos que no pueden ver,
tal vez les acompañe esta canción…



Buenas Noches.

sunsi dijo...

Muchas gracias, anónimo. Qué oportuna esta canción y qué bonita. P ara que esté al alcance de quienes pasen por el post... con tu permiso, la cuelgo.
Pena no haberla escuchado por la noche. También sirve para recibir la mañana.
¿Tomae?

Natichu dijo...

Sunsi bonita.
Gracias por estas gotitas de lluvia con que nos regalas.
Las de hoy me traen luz, la luz que nuestro Papa intenta acercar a todos.
Pero algunas veces, es verdad, cae la noche y se atenúan las luces del optimismo y aparecen las sombras muy a nuetro pesar.
Gracias tesoro por ser como eres de auténtica. Un besito

tomae dijo...

Sunsi,
A mi este post, desde un inicio me ha hecho pensar en el “lenguaje de casa” el de nuestra casa de cada uno que solo se entiende allí; aquel que con el tiempo, la costumbre y la repetición casi automáticas de las palabras, siendo ésas o aquellas no suenan igual en casa como fuera de casa. No sé pero hay veces que pienso que con los años se va cogiendo un código familiar tan intrínseco que si no lo has vivido no suena igual… Y ocurre que si llegas una noche de esas y no oyes el clásico “Buenas Noches…” o un simple “Hola que tal”, descubres que las paredes se hacen huecas.


No sé si Francisco (él me deja que lo llame así) se refiere al lenguaje oído o hablado en el calor del hogar. Creo que se refiere al otro, al lenguaje interior, a la puñetera vocecita de cada uno que hay veces que aporrea “esto no se mira, esto no se toca…” “allí te has pasado” o el resignado “mañana será otro día” y esa oración nos invita a perdonar y sobre todo a perdonarnos dando tregua a nuestras misierias para que La Voz entre en nuestras orejas aunque sea en forma de esa magnífica canción (¡cuánto me gusta!)

Y que el "otro oído escuche" … y nos de paz y esperanza.

El hermano de Tomae dijo...

Como hermano de Tomae y dada su tendencia a hablar y escribir en un lenguaje tan críptico que no lo entiende ni la Divina Providencia, voy a intentar traducirlo para que las personas normales podamos entenderlo.
Parece ser que mi hermano habla sobre el lenguaje familiar, sus características y las consecuencias de su uso.
Luego va y se toma unas confianzas que para qué, con Paco, nuestro pastor.
Lo que este muchacho (me refiero a Tomae, no a Paco), quiere decir a pesar de su estado mental, su verbo complejo y enrevesado, y sobre todo su manifiesta locura, es que ese lenguaje, justamente el lenguaje familiar es el que abre las puertas de la función de la Iglesia en el mundo.
...
¿No fue Jesús quien nos dijo que nos amáramos como hermanos ?
Eso se aprende en casa.
¿ no está escrito con claridad y lucidez que nos perdonemos de verdad ?
Ningún entorno mejor para el perdón que nuestra propia casa .
¿ no es Francisco quien nos anima a salir a la calle y armar una gorda a base de solidaridad y amor ?
Pues eso se aprende en casa, a base de tortazos, paciencia infinita y reflexión continua.
...
Esto es lo que quería decir mi hermano Tomae, pero como no se le entiende nada de nada monada, yo lo aclaro para conocimiento general.
¡ hala, monada !

sunsi dijo...

Gracias ti, Natichu. Pienso que en los hogares con luz, quienes los habitan proyectan sus sombras. Nada es perfecto. Y hay épocas que las sombras ganan terreno. Creo que entiendo lo que quieres decir. Son momentos de piña familiar para socorrer al que se escurre como las anguilas. También para salir al balcón y estar al quite. Jesucristo se pasea con la antorcha y trae la única luz que no se apaga nunca. Lo que escribo me lo aplico.Que a veces no veo más allá de mis narices:(

Un abrazo muy fuerte, Natichu.

El hermano del hermando del ... dijo...

Por aluviones,

En realidad no es mi hermano, fue un derrumbe de ese puente y mis padres lo encontraro, y antes de que cayera en su cabeza esa última piedra...fueron a por él; se tenía que salvar la piedra.

La interpretación que hace el hermano ese supuesto, es incorrecta, inexacta, e imprecisa (por no decir impuntual, inverbe e invertebrada)

Sunsi, no le hagas caso, es como un spam, un comentario indeseado o cómo aquellos anónimos que te obligarían a partir de ahora moderar los comentarios.

Pero, si pero ...también el muy canalla es mi Prójimo, tanto como yo lo soy de él. Y nos amamos a guantazos.

No hay más. Y él lo entiende porque tenemos ese código de comunicación. Y cuando cae la noche y su nariz borbotea sangre de las veces que se la he partido... Encuentra esa paz y esperanza.

Croc!!

sunsi dijo...

Tomae... Iba a contestarte y me sale tu hermano con las aclaraciones. Tu hermano debería saber, a estas alturas, que ya sé qué dices cuando dices. Que no está solo en este mundo complejo del signos intricados del menor de su estirpe. He de reconocer que ha sido un camino arduo y penoso;)Horas descifrando continentes para llegar a los contenidos... Gracias a Dios, ahora ya te "entiendo", broder.

A lo que íbamos. Siguiendo la tradición a la que nos tienes acostumbrados, tu reflexión fluye por el cauce de las palabras y desemboca en el lenguaje. Al hilo de tu comentario, podríamos concluir que amamos con un código y cada familia crea el suyo propio. Sin palabras no podemos decir que nos queremos, recibir al que llega a casa, despedir al que se va, dar las gracias al que cocina rico, pedir perdón por errores u omisiones que han hecho sufrir a algunos de sus miembros... Sin lenguaje no nos podemos animar para salir a la periferia... y llegados a este punto, tampoco podemos susurrar las palabras adecuadas que calman, sosiegan, rescatan. Solo sobran cuando vamos a decir lo que no nos corresponde: cuando increpamos, cuando juzgamos...

¿Le parece bien al hermano de Tomae lo que me ha parecido entender del comentario emitido por de la Tomasa?

El spam no lo tiro a la papelera de reciclaje. Queda aquí como muestra de que no todos son desechables.

Muchas gracias por el derroche, broder. Rompieron el molde. Un abrazo.

Driver dijo...

Mi querida hermana mayor ( conste en acta que tan solo por siete días ):
No seré yo quien juzgue tu apreciación sobre el continente, el contenido y el contenedor de nuestro hermano pequeño ( diminuto, canijillo y tarraconimicrocópico ), de cuya lectura y estudio se desprende la sabiduría escondida en el juego del pillao, la comba, el pañuelo, el escondite y el pilla pilla.

Al fin y al cabo, la conclusión es tan nítida, profunda, fresca y clara como aquellas palabras que encierran la síntesis del mensaje divino.
Dejad que los niños se acerquen a mí.
...
Y luego, el evangelista, fiel a su función histórica, añadió en el lateral del pergamino...

Y sed de mirada tan fresca y verbo tan jugoso como el de los niños.

sunsi dijo...

Pobre chiquitín. No te veo yo demasiadas buenas intenciones en este comentario, Driver;) Apunta maneras la criatura. Bondad, constancia en la escritura, creatividad... Espera a que crezca. Luego diremos... "Es hermano nuestro" Y se nos caerá la babita.
Un abrazo, colega:)))