martes, 3 de marzo de 2015

Puntos suspensivos.




No sé cómo escribir esto. A ver si fluye, que la falta de costumbre empieza a dejar huella. 

"Las últimas palabras son de efectos más duraderos que las primeras, por lo que deben ser particularmente bien ponderadas". (José Ortega Y Gasset) 

No quisiera que fueran vocablos de cierre; quizá las previas a esos puntos suspensivos de los que he abusado muchas veces y lo sigo haciendo. Con los puntos suspensivos se pueden realizar dos acciones: borrar dos de ellos o continuar sin fecha concreta. Me quedo más tranquila con la segunda opción. 

Porque ahora toca responder "la familia, bien... Gracias".  Quedó muy atrás aquel  tiempo de mamá-cuenta-apuros-sorpresas-descubrimientos de pre adolescencias y el largo etcétera de lo que se cocía en la República. Los ciudadanos son ya hombres y mujeres que merecen mi respeto y discreción.

Lo que me ronda... ronda tanto que es más elocuente el silencio.

Y la tierra es un estallido de dolor. Estoy en un punto que los impactos diarios me enmudecen; no consigo descifrar y recomponerlos en clave lingüística. He descubierto hace poco Por si acaso. Máximas y mínimas. de Ángel Gabilondo. El día a día de la historia me deja la boca seca. Muy acertados sus aforismos;"El pensamiento precisa siquiera mojar los labios" . Y si da tiempo a beber un vaso de agua fresca... "no todo lo que ocurre se deja resumir".

Vaya por delante el agradecimiento a todos los que os asomáis a esta ventana. Hubiera sido una descortesía dejar los puntos supensivos sin una explicación. Diría ahora que vendrán tiempos mejores, pero es tontería. La escritura tiene poco o nada que ver con estos lugares comunes. No sé si mejores; sí distintos. Y quiero creer que podré volver a abrir de par en par la ventana para que se precipiten las palabras con saltos mortales o volteretas. Ahora la dejo entornada. Un abrazo y todo mi cariño.

16 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Me encanta la canción, pero no quiero que se quede de punto final. Me joroban incluso los suspensivos, porque leo anrte ellos ese vacío que se apodera de ti. Aúpa Sunsi, pa arriba!

Y hagas lo que hagas, te respetaré y te querré igual. Un besazo

tomae dijo...

Yo vengo porque sé algo de lo que va esto del blogerrismo -y porque recuerdo aquello, y aquello- Hay veces que digo que el blog es como una agenda de emociones muy, muy personales ...porque aunque sea ventana (sí, son tres los puntos suspensivos que he puesto) es escondite, es travesía, es cuento o descuento. El caso es que el otro día me preguntaba un cuándo (fui a arreglar la moto, o a visitar al médico por poner un ejemplo ) y contrastaba las fechas del calendario con la entrada del blog y decía ¡ah Sí! , ahora entiendo/recuedo como estaba y (puntos suspensivos) sigo con lo mío ... ¿o son suspensorios?

La Canción ? Sí la recuerdo y recuerdo un café, una estación de tren, y más cosas.


bss Sunseta!!!

Mánager forever.





tomae dijo...

...dije que sé algo, pero mejor va a ser que no diga que sé, no vaya a ser que me crea que se y no tenga ni idea.



paterfamilias dijo...

Mucho ánimo!!!!

Susana Moreno dijo...

Que te vaya muy bien. Un abrazo.

Pepa AKA sarracena infiel dijo...

Pues tus incondicionales, hedbanna rana, hedbannisima, estaremos para ti, aquí o donde haga falta.

Esta casa, la tuya, me ha proporcionado horas de risa, amistad, alegría, ingenio y, - sí, también - algún que otro cabreo. Me ha dado un altavoz para expresar mis, la mayor de las veces, tontas ideas y, a cambio, he recibido amistad y esperanza. ¿Quién da más?

Hedbanna, ya tu sabes ................

Driver dijo...

Ahora me toca a mí.
Bien, empiezo.
No, mejor comienzo.
¿Y si simplemente sigo?
Mejor sigo.
...
Osea, que haré lo que ya estaba haciendo.
Es lo que se dice seguir.
¿Mejor continuar?
En realidad me gusta más avanzar.
...
Érase que era, una amiga que se convirtió en hermana.
Es éste un proceso aparentemente lento, pero en realidad es muy rápido.
Me explico.
Los ingredientes son tan sencillos, que hasta un niño los puede mezclar sin ningún problema.
Sobre todo los niños.
...
Los adultos no se hacen hermanos porque está el tema legal de las herencias y las plus valías, y claro, acaban a golpes y llamando a los abogados.
En cambio, a los niños y a las niñas les gusta jugar a ser hermanos.
Y entonces son capaces de hacer cosas maravillosas.
Se van a la playa y se ponen ceporrones a arroz.
Se toman un café y juegan a ser protagonistas en una peli muy interesante.
Otras veces juegan a las sorpresas y aparecen de pronto de un armario.
O se abrazan a desconocidos por la calle.
O miran pinturas muy serias y las describen como si fuera un juego entre el mismísimo Dios y los niños que juegan.
A veces van al Teatro y juegan a ser espectadores en una Gran Ópera.
Otras se juntan y con gran escándalo toman un tentempié con muchas cervecitas.
...
En fin, cosas de niños.
Esas cosas tan agradables que uno hace con sus hermanitos del alma.
...
Jugar a vivir, sin freno, sin prejuicios, incluso usando varios idiomas.
...
A veces la vida nos regala ratos así, y yo estoy muy contento de haberlos compartido contigo.
Es más.
Pienso seguir haciéndolo.
...
Osea, que haré lo que ya estaba haciendo.

Lo que más me gusta de todo lo que me gusta.


oles dijo...

Mi querida SunsiPreciosa: Seguir aquí y no leerte va a ser difícil. Seguir sin verte.
Yo también estoy ausente, pero de vez en cuando paseo por las líneas sin páginas que son los autores de este mundo intangible y bueno. Me sorprende tu marcha pero también la entiendo. Yo,sin ir más lejos, estoy sin estar y quiero escribir sin tener de qué. ¿Y sigo aquí?, no lo sé. hay mañanas que, aún en la cama, escribo en la parte inversa de mis párpados cosas maravillosas e interesantes. Pero luego no las recuerdo... y sí al final llevo mis dedos al teclado y relato las ideas y los cuentos que en la cama imaginaba, son palabros sin palabras, solo fiascos.
Si ánimo te hace falta para seguir con las vidas, con los años... con los problemas, yo te lo mando grandote,ancho, fiero: ¡ÁNIMO!!! con superlativos y adjetivos que devuelvan a Sunsi a su Sunsimanía, a su ser de estar HERMOSA
SunsiPreciosa seguirás aquí conmigo, sin leerte y sin verte pero nunca ausente pues para mí no te has ido.
Te quiero...
Con puntos suspensivos, pues nunca te olvidaré

Anónimo dijo...

A mi lo que mas me gudta es el morao, morao del billete morao.Aquel que esta en Mora por moroso Sr.D. el morao como el que se va a poner tu ojo; y ya puestos el morao de ponernos moraos a punyetazos y birras!!!

Morro que tienes morroso que eres
Un morao me debes
O cinco billetes verses.
Verde la rana, vetde la Espetanza.
De esperar nunca pierces.

De respirar ni te atrveras.
Pues tus narices ....
Ay tus narices...!

Croc! Croc! ...canta la ranita.

Luisa dijo...

Sunsi, yo iba a decirte exactamente lo mismo que te ha dicho Oles, que se me ha adelantado.

Se me ha adelantado y a copiado mis palabras tardías, así que no voy a repetirme, si acaso en el te quiero...

Continuaremos.

Besos, muchos.

Marta dijo...

Sunseta, pronto nos devolverán la hora de luz robada… ;)) guapa, un beso

Zambullida dijo...

Un fuerte abrazo, Sunseta.

lolo dijo...

Hedbanna, hedbannas... Se me remueven tantas cositas al venir por aquí... Tenemos un concepto equivocado del tiempo, creo yo. Las personas, incluso algunas cosas, siguen estando ahí.
Sunsi... un petó.

sunsi dijo...

Cerré el blog y no podía volver a entrar. Os leo ahora y busco las palabras para explicar cómo se define el amor blogosférico.. Efectivamente. No las encuentro. Tal vez porque no se han inventado todavía.
El agradecimiento es infinito. Estáis donde habita el recuerdo de todo lo que me ha empujado a levantarme para seguir caminando. Estáis.

ana dijo...

"No todo lo que ocurre se deja resumir".

La palabra perdida de María Zambrano.

Y entonces... no se escribe. Silencio. Y andaremos como perdidos, pero no, seremos hallados.

Un abrazo muy grande Sunsi.
Desde mi silencio. :)

lolo dijo...

Sunseta... cuando íbamos a vernos, hace tanto, os quise llevar algo. Lo sigo guardando, porque algo me dice que un día de estos nos veremos; mira lo que te cuento. Tenemos un concepto del tiempo equivocado, yo creo.
Un beso.