jueves, 15 de mayo de 2014

Conjugando el verbo terminar.




Estamos en las últimas. Justo en ese punto que parece que ya no se puede más pero hay que esprintar. Para poder decir terminado hay que terminar... terminando, en durativo... aunque lo que dure cueste.

Ayer, mientras jaleábamos al Sevilla, me retorcía los dedos con las caras de dolor de un jugador al que se le había descolocado el gemelo. Las que hemos estado embarazadas conocemos bien esta sensación. Luego no sabes cómo apoyar el pie en el suelo. "Se arregla comiendo plátanos" "¿Seguro, mamá?" "Seguro...". 

La proeza de seguir en el campo hasta el último minuto del partido viene a ser lo que estos días se masca en la república. Los ciudadanos están cansados. El segundo finiquita de verdad. Prácticas por la mañana mientras cierra definitivamente el trabajo de grado y se examina de los últimos flecos. La tecnitas tarda el doble en abrir los ojos por las mañanas y sé que dormiría mucho más... Mi benjamina tiene tendencia a quedarse en el chasis... Está experimentando lo que significa un fin de curso universitario. Trabajos-prácticas-exámenes, todo de vez. Tiene facilidad para verbalizar el agobio y los mayores la escuchan... afortunadamente sin la cantinela del "y yo también". El primogénito ejerce en casa de lo suyo, un lujo de personal trainer. Recomienda dietas energéticas, ejercicios de relajación muscular... y asume encargos básicos para que los demás arañen las sobras del tiempo. 

Y yo... noto los años. No consigo recordar-me, ubicarme... en mis años de facultad, con finales también uno detrás de otro. Supongo que lo vivía parecido, pero ellos son ellos. Me noto blanda, con menos energía para decirles que esto es lo que hay. Me cuesta no adelantarme con la SOLUCIÓN del problema o con estrategias que en su día descubrí yo sola. 

Quedan dos semanas. Días intensos que se antojan interminables... pero terminan, como todo lo caduco. De durativo a perfectivo. Y terminando, que es gerundio.


16 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Tranquila, ya sabes que el mundo mundial de las familias termina cada año entre el 15 de mayo y el 15 de junio....
Aaaaaupa!

sunsi dijo...

Gracias, pesoleta. A punto he estado de enlazar aquella canción tan antigua de Julio Iglesias - "La vida sigue igual"- precisamente por lo que tú comentas...
Un aupaaaa para ti también y un beso.

Marta dijo...

SunsetaReina!
te decía que nunca termino o si lo miro más optimista que siempre empiezo!
por aquí exámenes superados con éxito, ahora a finales a subir nota... una irá a por ello, el mensas bien sabemos que no!!!! firmará y seguirá con sus escritos, que todo lo que huele a cole le parece una pérdida de tiempo. A por la select...
Emepezaremos a vernos?
Terminaremos estreses?
Besotes

Marta dijo...

...decía el mendas!

sunsi dijo...

Si te he entendido, Marteta... Creo que era Mafalda quien decía que esto es el acabóse del empezóse ;))) Y la selec... y la boda de Vito... y todo el lío que ni lo pienso porque se marearían mis neuronas... jajaja...Y tú, morena, supongo que sobrevuelas el tema y tienes la mirada fija en el mar, el sol... Todo a la vuelta de la esquina. Muchas ganas de verte, muchísimas.

Un beso grande y hermoso como tu cumpleañero.

tomae dijo...

Me ha encantado eso del "durativo", supongo que se trata de un modo entre el in_fin(itivo) y en el movimento del gerundio, pero sin verbos conjugables. Es esa sensación de movimiento que ni empieza del todo ni acaba ...

En el límite se encuentra lo marginal, y en ese "margen" rozando el límite que no llega...estamos, o estando somos.
-valga cualquier combinación ser/estar in_fini (tivo) "plus" gerundio.
¿va por ahi?

Amercis!!! ;)

sunsi dijo...

En realidad, Tomae, es un aspecto del verbo. Durativo cuando contemplas la acción en su desarrollo y perfectivo (participio) cuando está ya acabada. Estas formas son no personales y, si te fijas, el in-finit- ivo ( ;-)), no insinúa ningún punto de la acción verbal. Por eso se le denomina "el nombre" del verbo. De hecho, muchas veces empleamos un infinitivo como si fuera un nobre.
Yo diría que la poesía, en tu caso, ha impregnado también la forma de ver la gramática. Y ya me tienes pensando si el durativo es como rozar un límite que no llega.

Cada día me sorprendes más, querido Tomae. Y para bien, por supuesto. Sigo rumiando;)

Marta dijo...

I need una LargaBeach sin prisas y baño incluído!!!!!
Vivo al día, no toca otro remedio por exigencias del guión...así que cualquier mañana despejada te llamaré y bajaré. Lo que menos falta son ganas Sunseta...

sunsi dijo...

¡Yeah! Espero el "evento" con impaciencia... Esta vez con paseo. Hacerse unaLarga va bien para los pies;-)
Bssssss, morena.

mr wenday dijo...

Me too!!!

sunsi dijo...

You too??? Y si estás laborando... qué?

oles dijo...

A que viene tanto inglés y tanto inglés?!!!, que me muero de la envidia de tanto paseíto a la orillita del mar!!!.
Y sí que te acuerdas, SunsiPresiosa de tus noches en vela y de tus "terminares", que no hace tanto de aquellos verbos conjugados en tí.
Un beso de final de curso, SunsiPresiosa.
(eh!, si os hacéis unaLarga la Martika y tu, en la primera cerveza de después acordaos de las del sur)

t dijo...

Pues me bengo con b ...al kafe con k a la qopa con q y al porro con ohhhhh

Luisa dijo...

Y cuesta.
¡Y qué ganas!
Yo también me canso nada más que de ver el esfuerzo que hacen, y también pienso que mi tren ya pasó. Ahora son ellos.
Se agradecen los cambios. Cambios de ritmo. Ya tengo ganas de un descansito veraniego. Que viene siendo también para...ELLOS. Horror. El verano cada vez es más trabajoso.No veo mucha solución jajajaja

Besos, muchos, amiga mía de Tarraco, catalana hasta la médula y olé.

lolo dijo...

Ay.
Sí.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Esperemos que tras estos días intensos tengas tiempo para relajarte

Un placer descubrir este blog