lunes, 4 de marzo de 2013

Esas presuntuosas atalayas


El sábado hablamos un largo rato por teléfono. Es una buena amiga... Sintonizamos. Me contaba asuntos de hijos que inician la adolescencia. Está harrrta... Pues claro. No es difícil de entender. En cambio, tiene la sensación de ser la única que batalla... la única a la que le cuesta echar un pulso a una "jefa" en potencia. Las "mamás-de-corrillo" calladas como muertas, porque antes muertas que sencillas; no vayan a pensar que mi niña o mi niño no son perfectos.  Las maduritas porque van muy pero que muy sobradas de experiencia y escasas de memoria. Estas son las de mi quinta.

Algunas de mi quinta observan las batallas de los más jóvenes desde una atalaya en la se ve todo reducido; también los problemas. Eso es lo que tiene la distancia cronológica. Las primeras salidas, el primer cine sin los padres, la primera fiesta ¿habrá alcohol?... todo lo que vivimos con cierto temor... que si es demasiado pronto o no, si estas amistades son trigo limpio o no lo vemos claro... se hablan con la pobre "primeriza" como si en su día no nos hubiera causado inquietud. Y nos preocupaba... y hacemos como si no. Los que están literalmente acorralados con las "crecidas" de sus ciudadanos a veces dicen SOS. No preguntan qué hiciste sino qué hago. Necesitan algún buen consejo pasa SU situación... Si no lo tenemos, dejar hablar es un buen desagüe. 

¿Por qué esta necesidad de demostrar constantemente que somos estupendos? ¿Tan humillante es que se sepa que también hemos llorado de agotamiento por la tensión de un interminable fin de semana con adolescentes?  ¿Pasa algo por explicarle a la pobre "primeriza" que se cometen errores "fíjate qué pifia ... lo que hacen los nervios..."? Yo lo hubiera agradecido. 


La  paciencia es la clave... Al final, madre solo hay una:-)

20 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Uy, a mí me costó entender esa política. Cuando tenía los niños pequeños yo era la única inepta que no conseguía que sus hijos durmieran toda la noche. Luego, rascabas un poco más en la conversación y resulta que se habían levantado tres veces a ponerle el chupete.
Nada, a aparentar, que es lo suyo. Pero cada vez me doy más cuenta de que mis problemas no son distintos de los demás, no me he inventado nada. Y si hago memoria... cuánto se parece lo que les pasa a mis hijos y lo que me pasaba a mí.
Sunsi, haces bien en ser compañía, seguro que algún día te pregunto.
Por cierto... ¿has tenido algún "escaqueador de deberes"?

sunsi dijo...

Es algo así como : "¿Eso te pasa? ... Fíjate qué cosa..." Luego descubres que todo está inventado, que en todas partes cuecen habas. Ojo con el tema noche-chupete-biberón nocturno... Esas ojeras que te delataban y el comentario: "Lo tendrás mal acostumbrado. A mí me duerme de un tirón". Y ese énfasis en el ME. Es difícil asistir a esos corrillos de mamás "perfectas" sin acabar pensando que todo lo haces mal. Qué poca solidaridad;-)))

jajaja... escaqueadores de deberes creo que existen en todas las familias. Claro que los he tenido, Ana. No sé si tiene que ver con que ambos nacieron en primavera, pero los dos abriles eran expertos. Un día te lo explico. Va de "tortas" a tiempo...

Un petó, Princesa.

Doramas Doramas dijo...

Las mentiras siempre han tenido las patas muy cortas y esconder la realidad es solo una manera de retardar lo inevitable, pero cada cual es cada cual, en eso no podemos meternos, aunque se puede intentar seguir en la brecha y enseñar la realidad a muchas personas.

tomae dijo...

...a mi la mayor me preguntó el otro día cuándo empezaría a tener la edad del "pollo" ; tendré que llamarte Sunsi :))))

sunsi dijo...

Como tú dices, cada uno es como es. Pero si me dan a elegir, prefiero la gente franca. Es buen asunto seguir en la brecha, Doramas. Bienvenido.

sunsi dijo...

¿En serio te dijo "pollo", Tomae? Habrá oído campanas y no sabe de dónde vienen jajaja... Tus princesas... Ojalá se quedasen como están.Son preciosas.

Buenas noches, broder:))

lolo dijo...

Ay, Sunsi!! ¿Y cuándo es el momento en el que una deja de ser novata y primeriza y cuándo deja de sufrir por ellos, con ellos, y cuándo se acaba esto, me pregunto? Porque yo creo que no se termina de acabar y por tanto una siempre está preocupada y en sos. Porque después de los "pollos" vienen los pavos y despues los pavoreales y después las gallinitas y después... qué sé yo.

Besos desde la experiencia que no acaba.

Sara M. dijo...

Copia aquí el comentario de la Princesa.
A Lolo iba a decirle que, después de las gallinitas, vienen los pollitos, pero no sé si querrá oírlo ;)

sunsi dijo...

Desde la experiencia de primogénito de casi 25, segundón de 23 dentro de un mes, tecnitas con casi 21 y una peque que cumple 18 en abril... creo que esto de los estados es relativo, lolo. Se es primeriza respecto a... Pasados los "ardores" de la adolescencia, soy una cateta novata en el manejo de ciudadanos ennoviados, un asunto que podría tratar en alguna entrada y no sé cómo abordarlo. De momento mejor me callo;-)

Tú siempre con la guinda, hedbanísima. Sobrevolando el horizonte que ya se ve que no acaba en la rayita del final.

Más besos de una de tu quinta.

sunsi dijo...

¡Sara M! Qué alegría "verte". Creo que muchos firmaríamos el comentario de Pesoleta. Luego ya te haces una composición de lugar y descubres que esta actitud se repite en las diversas etapas de las criaturas...

Dilo , dilo... Que después de criar hijos que todavía están en casa, imaginarse a una pandilla de pollitos allanando el territorio...

Un beso enorme, guapa.

Mariapi dijo...

Como novata y madre de novata, creo que por mucho que queramos, la vida en general, y esto de los hijos muy especialmente, es personal e intransferible. Me alejo de actitudes de "experta", prefiero "acompañar": quitar hierro, dar esperanza, enfocar lo bueno... Nada de sapienzas dirigententes, que lo saben todo y hablan desde la perfección, a mi no me ayudaron esas actitudes.Tu sabes mucho de todo esto, Sunsi.
Bss

sunsi dijo...

Mariapi, sensata Mater. A veces, más que ayudar, echa para atrás. Intentar hacer las cosas lo mejor que uno sabe no combina bien con el perfeccionismo. Se está muy a gusto junto a alguien a quien le importa lo que le cuentas. Notas enseguida que no tiene en la punta de la lengua una receta...

Aunque sea intransferible, ¿me darás algún consejo cuando sea abuela primeriza?;-))) Estás fantástica con este bebote en brazos. Besossssss

lolo dijo...

Retoñitos ennoviados y pollitos...(puedes y debes decirlo Sara M.) Socorroooooo!!
Para los escaqueadores de deberes es imprencindible llegar llorada a las tutorías y no dejarse estremecer cuando te ponen ojitos. Pufff, una tesis escribiría yo, que no le iba a servir a nadie: es por ello que me callo, Pesol.

sunsi dijo...

Todavía me queda una que está tutorizada. Bien llorada jajaja... Te las sabes todas. Trago, no sabes cuánto trago todavía. No he aprendido nada.

La tecnitas dice que querría tener siete pollitos. ¿Cuenta con ahorrar para canguros o piensa que seré una súper abuela? No he despejado todavía la incógnita. Madreeeeeeeeee... Espero seguir con ventana para contar las batallitas. Con Dios hedbanísima. Y que nos pille de buen humor:-)

Luisa dijo...

¡¡¡Sí!!!!! Madre solo hay una porque...¿quién podría aguantar dos? Todo el dia pendientes, toda la noche pendientes, siempre dispuestas, siempre esperando, siempre amando, perdonando, cocinando, lavando, suministrando...¡¡Ah!!! A mi personalmente me parecen tontas.
Tontas todas esas personas que van de perfectas.
Yo he tenido que batallar con mis hijos-como cualquiera-; me han desvelado-como a cualquiera-; me han puesto los nervios de punta-como una más- y en definitiva, he vivido intensamente sus vidas y mis aciertos, también mis errores, pero lo bonito en esto es ESTAR. Las madres siempre estamos por eso ellos que lo saben, siempre vuelven.
Besos de esta fuguilla que suscribe

susana dijo...

Sunsi, cuánto tiempo... Yo desconfío de la gente que nunca tiene problemas. Un beso.

Modestino dijo...

La gente que nunca tiene problemas no existe ... si acaso hay quien los niega, oculta o no admite, pero acaban explotandole todos de golpe.
Un saludo, Sunsi.

sunsi dijo...

Luisa...Justo te comento el día internacional de la mujer. Que es todos los días, pero si sirve para recordatorio... bien está. Leí hace años un libro titulado "Cómo NO ser la madre perfecta". Me fue muy bien. Hay muchas cosas que no están en primer lugar y hay épocas en las que no se llega. Sí saben que estamos... que si lo saben...

Estos días estoy en una ¿encrucijada?. SOS... Pido luces, aunque lo primero está en Roma.

Un beso, querida Luisa.

sunsi dijo...

Mucho tiempo, Susana. Ya ves que he cambiado de casa pero no de "barrio".

Como no hay nadie perfecto, si todo,absolutamente todo sale bien, una de dos: o se sobrevuela la realidad o se oculta.

Un beso con todo mi cariño.

sunsi dijo...

Tiene que ser agobiante estar ocultando siempre todo lo que no va bien, Modestino. Agobiante y desconcertante para el primerizo que se lo traga.

Gracias por pasarte, Modestino. Buen finde.